Hacer comunidad, apuesta de la Dirección de Culturas Populares

Foto: Noreste.
3 marzo 2018 | 13:30 hrs | Ana Martina Ortiz León | Arte y Cultura

Xalapa, Ver.- El desarrollo del son jarocho que actualmente goza de reconocimiento nacional e internacional y que permitió el nacimiento de varios grupos, entre ellos Mono Blanco que conmemoró su 40 aniversario con un concierto en Bellas Artes, se debe al trabajo de las Unidades Regionales de Culturas Populares Indígenas y Urbanas que operan en el estado de Veracruz.

En el conversatorio que se llevó a cabo para festejar las cuatro décadas de existencia de la Dirección General de Culturas Populares Indígenas y Urbanas, Esther Hernández Palacios, quien dirigió el Instituto Veracruzano de la Cultura en dos ocasiones, señaló que su contacto con las unidades regionales veracruzanas la ayudó a resistir y a vivir momentos de distensión y de recreo ante los gobiernos en turno que le exigían aplicar políticas culturales partidistas.

“Conocí todas las riquezas del sur, norte y centro del estado. Conviví y viví con el desarrollo del son jarocho, por ejemplo, y eso me hizo crecer muchísimo como persona, porque mi cultura era más bien occidental pese a mi raíz parcialmente indígena. Repito eran momentos en los que realmente podía colaborar con el desarrollo comunitario a partir del desarrollo artístico, artesanal, de la arquitectura vernácula y del teatro comunitario que veía cuando iba a las comunidades donde se llevaban a cabo estos procesos”.

Por ello y al tomar en cuenta que la cultura la hacen las comunidades y que la institución únicamente apoya, Hernández Palacios destacó que lo más importante de las Unidades Regionales de Culturas Populares es su apuesta a la comunidad.

Foto: Noreste.

“Ustedes son la vía, su trabajo incide y es el trabajo también de historiadores, antropólogos y sociólogos que no sabían lo que pasaría en nuestro país, pero sabían que era necesario para no perder nuestras fortalezas comunitarias y nuestro pasado prehispánico y para ello necesitábamos fortalecer el trabajo comunitario, el arte comunitario y la cultura hermanada del pueblo e incluso de ciudades”.

En este conversatorio por el “40 aniversario de la Dirección General de Culturas Populares Indígenas y Urbanas”, participaron también Lizbeth González Navarrete, Eusebio Flores Vera y José Velasco Toro.