Hacen su agosto casas de empeño, en Poza Rica

Crisis económica en la región obliga a familias a acudir  a estos establecimientos

Foto: Ilustrativa
16 julio 2017
8:21 hrs
Misael Olmedo Sifuentes

Poza Rica, Ver.- Ante la falta de empleo y la crisis económica que impera en las familias de la región, ciudadanos se ven orillados a empeñar pertenencias o solicitar préstamos para poder solventar los gastos familiares, sobre todo en esta temporada de graduaciones y el próximo regreso a clases, por lo que “Casas de Empeño” y “Prestamistas” mantienen un repunte considerable en la demanda de sus servicios.

En las casas de empeño de la ciudad, en las últimas semanas se han comenzado a recibir los aparatos y artículos que ciudadanos llevan a cambio de diferentes montos económicos, un negocio que ha sido redituable, pues en los últimos dos años ha incrementado considerablemente el número de este tipo de sucursales.

Tan sólo en la zona centro de la ciudad operan más de diez casas de empeño, cuando en años anteriores eran únicamente dos las que se encontraban y daban este tipo de servicio a la población que así lo requiere.

Desde aparatos electrodomésticos, joyería, celulares, entre otros son los principales artículos que se empeñan en Poza Rica, en algunos casos hasta automóviles y escrituras de viviendas.

De acuerdo a Javier M. , encargado de una de las sucursales en la zona centro, en esta temperada es cuando se registra un incremento en el  número de ciudadanos que acuden a realizar empeños de sus pertenencias.

“Pues es por las graduaciones y esto se mantiene hasta agosto cuando regresan a clases, la verdad sí vienen muchas personas, es ahorita y en fin de año cuando hay más movimientos”, comentó.

Los montos de empeño varían, pero de manera general oscilan entre los 700 hasta 50 mil pesos, con montos de intereses de hasta más del diez por ciento, siendo principalmente amas de casa las que acuden a realizar las solicitudes.

A decir del personal de las casas de empeño solamente un 40 por ciento de las personas que acuden a empeñar logran sacar sus artículos o aparatos empeñados, la mayoría por no respetar las fechas del contrato los pierden y se ponen en venta.

“Se les da un plazo de hasta dos días antes de ponerlos en venta, pero a veces ya no regresan, pierden las cosas y esas se ponen en venta inmediata, en el año pasado sí tuvimos mucho movimiento, en este apenas empieza y lo que más vienen y logran sacar son joyas, pero pantallas y otros aparatos son lo que más vendemos”, destacó un valuador de conocida sucursal en la colonia Tajín.