Gracias CESJUL

23 septiembre 2018 | 13:24 hrs | Tomás Mundo | Tomás Mundo

Fue verdaderamente enriquecedor asistir por quinta ocasión a este Centro de Estudios Socio Jurídicos Latinoamericanos (CESJUL) cuya sede está en Bogotá, Colombia, a una mas de las Pasantías Internacionales que organiza, y con mucho éxito su principal impulsor: Dr. Rubén Darío Acosta, y es precisamente esa organización que hace todo su equipo alrededor suyo que hace que pasen dos cosas: que disfrutes la Pasantía, y que disfrutes Colombia; cuyo eje central de la misma es brindar capacitación jurídica de primer nivel. Meta que alcanza con creces.

En esta ocasión fuimos abogados de varios países latinoamericanos: Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Perú, Panamá, Ecuador, Bolivia, México y por supuesto el país anfitrión, Colombia.

Abogados cuyo principal objetivo era, por un lado, obtener conocimientos, y por otro, reforzar los ya adquiridos, y de regreso a nuestros respectivos países ponerlos en práctica, y obtener con eso, que el Sistema de Justicia Penal funciones como debe funcionar, no tropicalizándolo, en eso estriba precisamente el éxito y el papel importante que desempeña la capacitación correcta que brinda CESJUL.

Abogados todos que nos une el mismo anhelo: adquirir conocimientos correctos y poder aspirar a tener una correcta aplicación de la justicia penal, abogados todos que aspiramos a ser parte del cambio de la historia de nuestros respectivos países.

En eso precisamente radica la importancia y mi agradecimiento a CESJUL, por brindarnos esas herramientas jurídicas con los mejores docentes que trasmiten sus conocimientos en pro de la justicia penal, y lo demás nos toca a cada uno de nosotros hacer con esos conocimientos la transformación de nuestros sistemas penales.

Y el otro aspecto positivo de estas Pasantías es el poder compartir experiencias con los abogados latinoamericanos, y aprender de cada uno de ellos. Y saber que cada uno de los asistentes seremos parte importante del cambio de rumbo de la historia penal de nuestros países.

En lo personal, fue muy grato ver nuevamente representando a Ecuador al Dr. José Burbano de Ecuador, que me une una entrañable amistad; conocer a mi paisano Jaime Salas Serratos, que en dos días de tratarlo supimos que seremos amigos por mucho tiempo; conocer a otro paisano Christian Jacobo, joven abogado talentoso, oriundo de León Guanajuato; aprender de los tres abogados orgullo de Honduras: Erasmo Jiménez, Víctor Manuel Silva Torrez y Aisha Kafatty Astura, que sin duda aportarán mucho a la justicia penal de ese país; sin dejar de lado a los amigos Peruanos, con los que tuvimos la oportunidad de compartir un churrasco después de haber vaciado literalmente la tienda Arturo Calle, y aprender de ellos que “Otorongo no come Otorongo” cuando platicábamos de la clase política de nuestros países en lo relativo a la forma de acabar con la corrupción, pues se resistían a hacer tipos penales que fácilmente pudieran llevar a la cárcel a muchos pillos, que sin duda existen en nuestros países. Todos estos detalles captados por la lente del buen amigo Leider, entusiasta colaborador de Cesjul.

Con los demás abogados pese a que no hubo tanto contacto de primera mano sí lo hubo a través de sus intervenciones en clases.

Y esto es precisamente en lo que, en lo personal, fundamento mi agradecimiento a Rubén Darío Acosta y a todo su equipo de CESJUL que lo apoyó, Karen, Alex, quien fue un excelente anfitrión y siempre estuvo atento a coadyuvar en la solución de cualquier situación que se le planteara; extrañamos a los grandes ausentes Carlos Arroyave; la doctora Claudia; el entrañable amigo Jovanny Boss Agudelo.

Traernos las experiencias de todos esos amigos abogados latinoamericanos, pero sobre todo traernos los conocimientos legales actuales para poder aplicarlos y lograr una mejor justicia en nuestro país en eso radica mi agradecimiento a CESJUL, en que México, y en Veracruz se transformará la justicia y seremos parte de esa nueva historia que se escribirá.

Como sin duda también formarán parte de la historia de sus respectivos países todos los abogados que asistieron a esta Pasantía Internacional.

*Esta es opinión personal del columnista