Google despide al autor del manifiesto machista

Sundar Pichai, CEO del buscador, considera inadmisible el contenido

8 agosto 2017 | 10:02 hrs | El Pais

Sundar Pichai ha enviado un mensaje a toda la empresa. El máximo responsable de Google considera que el manifiesto difundido por uno de sus empleados viola el código de conducta de la compañía. Manifestar que las mujeres son inferiores biológicamente y que eso hace que no tengan éxito no entra dentro de lo aceptable. “Ha cruzado una línea al dar cabida a estereotipos de género en nuestro espacio de trabajo”, sostiene el directivo.

“Sugerir que un grupo de compañeros tienen rasgos que les hacen biológicamente menos preparados para un empleo es ofensivo y no está bien”.

Google no lo dice abiertamente, pero el correo electrónico enviado a toda la empresa sí da por hecho que el autor del manifiesto no va a seguir como empleado. El departamento de comunicación no lo confirma, pero sí subraya que el despido es lo habitual cuando en otras ocasiones no se ha respetado el código de conducta. Varios compañeros del autor corroboran la salida del ingeniero.

Durante el fin de semana, en Silicon Valley, ha sido la conversación más recurrente. Las críticas tanto al empleado como al buscador por tardar en reaccionar siguen latentes. El debate, además, se ha abierto internamente. No se trata solo de que el autor pensase así, sino que muchos se manifestaron a favor de lo que apoyaba dentro de los foros internos. Una situación que será difícil de mitigar y devolver a la normalidad.

Pichai ha evitado dar el nombre del autor y Google tampoco quiere desvelar la identidad. La premisa es que no aceptan esas opiniones pero no quieren estigmatizar al empleado despedido.

La carta de Pichai pone el acento en que los productos de Google son para todos y que este tipo de sesgos no son aceptables a la hora de afrontar un trabajo que no discrimina en su ejecución y resultado final.

“Vaya por delante que apoyamos firmemente la libertad de expresión y mucho de lo que iba en ese mensaje se puede debatir, aunque la mayoría de nosotros estamos en desacuerdo. De cualquier forma, hay pasajes del manifiesto que claramente violan el código de conducta y cruzan la línea. Nuestro trabajo es hacer grandes productos que tengan un impacto en las vidas de los usuarios”, insiste Pichai.

El directivo, que acaba de volver un viaje por Europa y África durante las últimas dos semanas, va a tomarse hasta el jueves de vacaciones en Silicon Valley. Ese mismo día ha citado a seguir el Town Hall, como denominan a las sesiones de preguntas y respuestas, colectivo con todos los trabajadores para debatir la situación.