Gastrosiexta: la combinación de gastronomía, siesta y sexo que reduce el estrés

En qué consiste esta práctica que reúne tres grandes placeres en uno

29 junio 2018 | 15:35 hrs | TN | Ellas

El sexo, la siesta y el buen comer son tres placeres que casi todas las personas disfrutan cuando los hacen. Era lógico que en algún momento a alguien se le ocurriera fusionar los tres como una buena fórmula para combatir el estrés.

La reducción de la ansiedad se produce al generar situaciones placenteras que provocan una liberación de serotonina y endorfinas, conocidas como las hormonas de la felicidad. Consiste en disfrutar del buen comer, el buen dormir y el buen sexo.

Su persecución por el supermercado quedó grabada por las cámaras de seguridad

Para llevar a cabo este ritual hay que planificar un tiempo junto a tu pareja porque se trata de algo que necesitás dedicarle un buen rato. Esto depende de las rutinas de cada uno pero es recomendable practicarlo siempre que sea posible y se tenga ganas.

El primer paso es encontrarte con tu pareja para degustar un rico menú que les apetezca a ambos, ya sea en casa o en un restaurante. No se trata de comer por comer, sino dedicarle tiempo y disfrutar de la buena compañía y de degustar aquello que se va a consumir.

El siguiente paso es dormir la siesta. Una práctica que, además de placentera tiene beneficios para la salud dado que previene las cardiopatías, reduce la tensión arterial, aumenta el aprendizaje, mejora los reflejos, estimula la creatividad, facilita la conexión de ideas y resolución de problemas, mejora el estado de ánimo, eleva la concentración y fomenta la positividad, entre otros.

La tercera y última fase es practicar sexo con tu pareja, aunque también se pueden hacer esta parte antes de la siesta. Esta práctica también tiene efectos positivos tales como mejorar el sistema inmunológico, reducir el estrés, te mantiene en forma, alivia el dolor, colabora en conciliar el sueño y contribuye a la felicidad en general.

El placer es una parte fundamental en la vida y ayuda a conseguir tus objetivos. Por eso, combinar los tres en una sola práctica es una genial idea para mejorar tu salud y bienestar y reducir el estrés, uno de los grandes males de la sociedad actual.