Garantizan abasto de antirretrovirales para personas con VIH

El proceso de compra de antirretrovirales no ha afectado la dotación ni comprometido la salud de las personas

Se aprobaron reformas a la ley para enfrentar la epidemia del VIH-SIDA. Foto: Web.
17 abril 2019 | 15:31 hrs | Notimex | Vida y estilo

México.- El Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida) garantizó la entrega y abasto de medicamentos antirretrovirales a los más de 97 mil pacientes que reciben tratamiento en las unidades de la Secretaría de Salud, así como la atención a quienes sean diagnosticados con la enfermedad.

Foto: Web.

De acuerdo con el personal a cargo de la línea de WhatsApp, encargado de la recepción de quejas de desabasto, no ha registrado reportes de falta de medicamentos ARV.

En un comunicado, la Secretaría de Salud informó que con el objetivo de continuar garantizando la dotación de antirretrovirales, mientras se concluye el proceso de compra, se realizan procesos de redistribución de medicamento, asignación de esquemas de tratamiento e información para la prescripción, modificación y entrega.

Foto: Web

Refirió que para este año, el proceso de compra de antirretrovirales no ha afectado la dotación ni comprometido la salud de las personas que reciben, o recibirán, atención y tratamiento.

Asimismo, para evitar el desabasto de fármacos para las personas que viven con VIH atendidas por la Secretaría de Salud, se efectúan compras de adjudicación directa, la licitación pública internacional abierta o el apoyo de otras instituciones públicas de salud.

El Censida reitera que los medicamentos adquiridos por licitación se encuentran cubiertos hasta principios de junio de este 2019; en el caso de los de patente se cuenta con un abasto suficiente para atender la demanda hasta principios de mayo de este año, en tanto, se estima que en este mes inicie la primera entrega de antirretrovirales adquiridos por adjudicación directa.

El pasado 31 de marzo, concluyó el ejercicio de los contratos 2018-2019 para la compra de medicamentos antirretrovirales adquiridos a través del Fondo de Gastos Catastróficos.