Fundación 500 años de Veracruz

4 noviembre 2017 | 9:59 hrs |

Por Gilberto Haaz Diez

 

*También Maquiavelo aconsejaba al Príncipe cómo precaverse del ataque del poderoso: Al enemigo que no puedas destruir, no lo hieras. Es famoso el consejo que Maquiavelo dio al Príncipe: Si no eres amado, sé al menos temido.
Camelot

 

Todas las conquistas son ilegales. Mal vistas. Fuertes. Despiadadas. Mortales. Y gachas. Cuando Hernán Cortés y sus huestes a caballo se asomaron por el río de La Antigua y vieron a unas memeleras hacer las picadas y las gordas veracruzanas en el comal, pues entraron a formar y escribir la historia y a instalar allí el Primer Municipio Libre de América, en tierra firme. Habían formado otros en Cuba y Santo Domingo, no en tierra firme, eran islas. Cuenta Bernal Díaz Del Castillo que los aztecas, cuando los vieron llegar con su Cristo crucificado, expresaron: “Desconfía de ellos, mira cómo traen a su Dios”. Eso fue entre el año 1519 y 1521, mientras los nuestros resistían el embate y las enfermedades que nos trajeron. Bernal decía: “Y quiero volver con la pluma en la mano como el buen piloto lleva la buena sonda por el mar, descubriendo los bajos cuando siente que los hay, así haré yo en caminar a la verdad de lo que pasó”.
Contó la Historia de esa Conquista y allí anduvimos hace 500 años. En Veracruz, el 21 abril de 2019, la Fundación 500 años de la Vera Cruz A.C., presidida por Ramón Gómez Sañudo y el Notario Jaime Gerardo Baca Olamendi, preparan los festejos donde al menos un Yunes (Fernando), estará como alcalde veracruzano liderando esos eventos de la Conquista. Si tienen suerte y los electores lo quieren, otro Yunes (Miguel Ángel) quizá esté en la gubernatura (oh esos quizá, son como los hubiera). O a lo mejor el Yunes rojo, quien jura y perjura que en Soledad de Doblado, la parte que le toca, echará a tañer las campanas de la iglesia del pueblo y hará volar a las brujas en sus escobas, para quedarse con el cetro yunista (hay tantos Yunes como Kennedys en Boston, y todos marros) Faltó Pepe, pero algunos dicen que ya pactaron y el de Perote se aguanta a irse con Meade (Mid) presidente a una secretaría del Gabinete, si gana y vence al amoroso. Escribo esto porque el notario Baca Olamendi, por Messenger, invitó a quien esto escribe a formar parte como miembro Asociado Periodístico de la Fundación 500 años, situación que acepté de inmediato, viniendo de una gente como él, que es un prestigioso notario y ex servidor público federal y que, tengo conocimiento, le está metiendo velocidad de Speddy González para que los festejos sean únicos. En el Veracruz de Lara, con su primeros 500 años.

EN LA CEAPP
No siempre suelo estar en comisiones periodísticas, pero esta me pareció excelente, y si en algo contribuimos desde los espacios donde se nos publica, pues Adelante, como dijera Marco Antonio Muñiz. Formo parte de la CEAPP (Comisión Estatal de la Atención y Protección a Periodistas) y desde hace unos meses, sin muchos aspavientos y algunas ocasiones con vientos en contra, se trabaja por la protección de los periodistas, algunos asesinados, otros bajo protección. Me dio gusto formar parte porque veo que dos personas de esos comisionados (10 en total, dos de baja), Ana Laura Pérez Mendoza, presidenta, y Jorge Morales Vázquez, secretario ejecutivo, redoblan esfuerzos y cada mes cuando sesionamos sabemos de las ayudas y los valores que se le dan a periodistas que solicitan asuntos que por la confidencialidad no se pueden dar a conocer. Los periodistas pueden estar seguros que allí hay gente trabajando para atenderles. Al reportero, al gráfico, a todos los que por su oficio y profesión deban contar con la CEAPP. Y prueba de ello es las ocasiones que han llamado y las ocasiones que se les tiende la mano, con asesoría, con cosas legales, con todo.

UNA DE LA ALDEA (Mario Ramírez)
En el Facebook apareció su nuevo nombramiento. Lo exhibió, como se exhiben las cosas en esos portales donde hay más visitas que estrellas tienen la noche. Es un viejo conocido, veracruzano, por aquí en esta zona de las altas montañas anduvo bregando en cargos públicos, donde cubrió parte de una vida, siempre bien, siempre conservando la eficiencia y la honestidad. Es Mario Jesús Ramírez Castillo, abogado, en 1987 ingreso a la PGJ y periplo por Tierra Blanca, mi pueblo, Isla, Papantla, Tuxpan, Tantoyuca y coordinador regional en Córdoba de la Policía Judicial en el estado, en aquel operativo de Toribio Gargallo, en tiempos de Dante gobernador. Fiscal antisecuestros y Fiscal anti-todo. Aquí le conocí hace unos años cuando, al lado del Obispo Marcelino y Pepe Ramírez, y unos cuates más, solíamos hacer unas cenas en la pizzería Scatola, al pie de la Alameda orizabeña. Dos veces subprocurador regional en la época de Eduardo Andrade Sánchez y Salvador Mikel Rivera (qepd). Cuando llegaron los azules, y llegaron bailando rica-cha, emprendió la marcha, no porque fuera tricolor, sino porque entendió que los tiempos cambiaban y pidió su jubilación. Hombre honesto, aceptó la invitación que le hicieron para colaborar como Director Jurídico Contencioso en la SEP, directamente en la Administración Federal de Educación de la Ciudad de México, un organismo desconcentrado que atiende cerca de 4,500 escuelas oficiales y particulares, exclusivamente en CDMX, excepto Bachillerato, porque son de la UNAM y Politécnico. O sea, le cayó chamba de mucho trabajo. La hará bien, seguro, como lo demostró en los 30 años de servicio público al bello estado de Veracruz, donde hacen su nido las olas del mar. Le felicité ayer mismo, es un cargo que honra a Veracruz. Suerte.

Comentarios: haazgilberto@hotmail.com

 

NR: Esta es opinión personal del columnista.