Fueron y son alternativas para el IPE

30 julio 2017 | 18:10 hrs | Por Juan F. Aguilar de la Llave

APUNTES SOBRE FINANZAS

El Lic. Miguel Alemán vio siempre con claridad los conceptos de desarrollo y
bienestar social, por ello consigno prioritario obras de conectividad y de salud,
que estableció como compromiso en el Plan Veracruzano de Desarrollo 1999-
2004.

Para este propósito destinó grandes recursos a la comunicación entre Xalapa y
Veracruz, solicitó y obtuvo los permisos de la SCT para ampliar a cuatro
carriles los tramos que faltaban antes de la Cardel, y la creación del bulevar
“Rafael Cuervo” en Veracruz. Además, realizó los proyectos ejecutivos del
libramiento de Perote y la autopista Perote-Amozoc junto con la adquisición de
los respectivos derechos de vía, la compra de estos terrenos los aportó a la
SCT, quien realizó las licitaciones y respectivas concesiones a empresas
privadas.

En materia de salud, la obra fue tan importante con el programa de
infraestructura a través de la construcción equipamiento y remodelación de una
red hospitalaria de más de 45 unidades y centros de salud, mismos que
incluyeron el respectivo equipamiento. En muchos casos, el Seguro Popular
posibilitó contratar el personal de atención, centros que hasta la fecha son los
que brindan atención a los veracruzanos.

En materia de desarrollo económico, destaca la remodelación que se hizo del
Word Trade Center de Veracruz, que lo elevó a tener instalaciones de clase
mundial, para convenciones y eventos de todo tipo, y se terminó otro WTC en
Coatzacoalcos.

En materia aeronáutica, mejoró las condiciones del Lencero, realizó estudios
para dotar de un aeropuerto funcional cercano a Xalapa, en Perote y en
Carrizal, al tiempo de fomentar los vuelos en Poza Rica y Minatitlán, existen
antecedente de estos estudios en la SIOP.

En infraestructura carretera se gestionó y participó en la consecución del tramo
carretero México-Tuxpan y se realizaron estudios de la Tuxpan-Tampico, en
cuanto a puentes se atendieron el José López Portillo y el Prieto en el norte,
sobre los ríos Pantepec y Pánuco pertenecientes a los municipios de Álamo
Temapache y Pánuco, creando el Organismo Descentralizado de Carreteras y
Puentes Estatales de Cuota, mismo que derogó en 2007 el Gobernador Fidel
Herrera Beltrán asignándoselos a la Secretaría de Finanzas y Planeación.

Volviendo a la Carretera Xalapa-Veracruz, la SCT había concesionado al
Gobierno del Estado en 1993, el puente la “Antigua”, el tramo Veracruz-Cardel,
el libramiento Norponiente de Cardel, por un periodo de 15 años, periodo en el
que se construyó la autopista que hoy conocemos de cuatro carriles,
apareciendo como constructor y concesionario la empresa ACCSA con el 60%
de participación y el Gobierno del Estado con el 40%
Este tramo carretero ha sido estratégico para el desarrollo económico de la
zona y en especial del Puerto de Veracruz, por su movilidad de personas
mercancías, que hizo que la concesión se haya modificado hasta 6 veces y se convertirá en fideicomiso y fuera objeto de nuevas construcciones como el
tramo Tamaca–San Julián.

Por su parte, el Gobierno del Estado, con recursos fiscales, en el gobierno
anterior continuó construyendo los entronques y puentes del libramiento.
Aunado a este desarrollo se da la ampliación al Puerto de Veracruz con una
inversión millonaria de la Federación, que requerirá mayores obras de
conectividad; ello es parte de lo que se conoce como externalidades positivas
cuyo resultado es mayor aforo.

Falta considerar el tramo de la autopista conocido como libramiento de Plan del
Río, este es una vía estatal construida en los años 2003-2004 mediante un
Fideicomiso con un socio constructor, que posteriormente se volvió concesión
mediante decreto modificatorio, siendo el constructor Concesiones y
Promociones Malibran S.A. de C.V., constando de 12.7 kilómetros en el
municipio de Emiliano Zapata, con cuatro carriles, de peaje con una tasa anual
de crecimiento de 5.5 por ciento anual.

Esta autopista que conecta a Xalapa con Cardel, según Ficht Ratings, la
concesión es por treinta años, con una aportación original del 60 por ciento la
constructora y el 40 por ciento el Gobierno del Estado, el libramiento empezó a
operar el 18 de junio de 2004. El tránsito diario promedio anualizado en 2016
fue de 11,789 vehículos.

Lo más importante de estas obras es que están líquidas, son negocios con flujo
diario irreductible, con preferencia de tráfico y comodidad para el usuario; con
externalidades a futuro de valor como serán la carretera Tuxpan-Tampico, la
Cardel-Poza Rica, la obra del Puerto de Veracruz, que posibilita un tramo más
de Tamaca a la cabeza Olmeca.

La verdad son negocios Premium y ninguno está en manos del Gobierno del
Estado, menos los ingresos, no obstante, de tener la concesión y la titularidad.
Si hiciéramos una estimación conservadora de los cuatro puntos de peaje en 4
millones de peso diarios, los ingresos oscilarían en mil cuatrocientos setenta
millones de pesos.

En el año 2000, el Dr. Juan Amieva ofreció al Consejo del IPE que participaran
con su reserva Técnica en estas inversiones, situación que se les reiteró en el
2004, cuando tenía una reserva de más de mil millones de pesos y no
aceptaron.

Pero todavía es tiempo se sacar a los actuales concesionarios que detentan
estos negocios en donde la inversión está plenamente recuperada con aforos
mayores a los proyectados en las concesiones iniciales, pero para ello debe
haber voluntad política.

El IPE no ha tenido políticas de inversión con rentabilidad, como lo tienen las
Afores en México y los grandes fondos pensionarios en Estados Unidos.
Su única preocupación es que no se modifique el artículo 96 de la ley de
Pensiones, la realidad es que el Gobierno del Estado está acotado para
atender estos pasivos en el corto plazo, por lo que debería apoyarse al IPE con

activos que generan flujo diario para el pago a sus derechohabientes, activos
que en el tiempo plusvalisarían su propio valor y por lo tanto, el de la reserva
del Instituto.

JFA 29.07 17

*Esta es la opinión personal del columnista.