Franco Castán comparece ante diputados; asegura que no hay represión en Veracruz

El Secretario de Gobierno presumió que actualmente  “no se paga a personas para evitar que se manifiesten”

Foto: Congreso
17 noviembre 2017 | 16:46 hrs | Valeria Marcial

Xalapa, Ver.- Rogelio Franco Castán, Secretario de Gobierno de la administración que encabeza el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, compareció ante el Congreso del Estado, como parte de la Glosa del Primer Informe del Estado que guarda la administración, ahí negó que la política gubernamental fuera de represión en los 19 eventos de manifestaciones, donde sin embargo sí reconoció en siete ocasiones se hizo uso de la Fuerza Pública pero -justificó- solo “para abrir comunicación”.

El funcionario público compareció ante los integrantes de la Comisión Permanente de Gobernación que encabeza el diputado Emiliano López Cruz, integrante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), así como José Kirsch y Josefina Gamboa Torales, secretario y vocal, respectivamente.

El perredista Franco Castán presumió que actualmente  “no se paga a personas para evitar que se manifiesten”. Al menos reveló ante los legisladores que al asumir las riendas de esa Secretaría encontró un contrato en su oficina que data del sexenio pasado, donde presuntamente se le pagaba 40 millones de pesos a los 400 pueblos. También una cuenta bancaria donde se destinaban 237 millones de pesos, presuntamente para grupos sociales diversos, a fin de que no se manifestaran.

“Hay algunos que su negocio era el bloqueo de calles, hay un convenio que tenía la Secretaría de Gobierno con 400 Pueblos, donde entregaba recursos por 40 millones de pesos, recurso que no se destinaba a educación, no tenemos un solo acto de represión con la organización ahora”.

En su mensaje, afirmó que la Dirección General de Política Regional dejó de ser un ente público caracterizado por el hostigamiento y la represión social, a una instancia que privilegia el diálogo y el acercamiento permanente, cotidiano, para la atención de las demandas y las expresiones ciudadanas.

“Ante los eventos de presión, este Gobierno no cede a chantajes. Se aplica la ley a fin de establecer el orden y garantizar la paz social. Este es un caso emblemático para Veracruz y para el país, el caso de la Presa Yuribia, en Tatahuicapan, en donde el anterior gobierno estatal entregó casi 60 millones de pesos en efectivo durante 2 años, a un grupo que lucraba con el uso y aprovechamiento del agua, afectando a una amplia región del estado.

Presumió también que al  llegar al Gobierno, se liberó el bloqueo que se mantenía en la caseta de cobro del puente Coatzacoalcos 1, cuya toma duró más de 6 meses; a través de mesas de diálogo los manifestantes liberaron las casetas del Puente y se recuperó esta importante vía en la zona sur del estado.

También citó el caso de Papantla, donde igualmente pobladores indígenas pedían caminos, dijo que este año en la Cumbre Tajín “nadie bloqueó, y no se destinó ni un solo peso para evitarlo”, expresó en su discurso de comparecencia.

“Esperamos que la Fiscalía General de Estado haga su trabajo, y se castiguen desvíos de recursos para pagar que no se manifestaran”. Prometió enviar al congreso un listado de grupos que recibían recursos  “y beneficios y apoyos en efectivo, por eso hoy el quebranto financiero, por eso hoy se quejan, porque no reciben los beneficios que le quitaban al pueblo”.

Los legisladores de Juntos Por Veracruz cuestionaron al secretario Rogelio Franco con diversas acciones, sin embargo el funcionario siempre evadió las preguntas.

También en la comparecencia, el diputado Vicente Guillermo Benítez González representante del Partido Nueva Alianza,  intervino en la ronda de preguntas, le cuestionó sobre el número de trabajadores despedidos en el gobierno estatal, las demandas laborales por la baja a burócratas, si se respeta el tabulador de pago a burócratas y si habrá nuevo recorte de personal.

Como respuesta el funcionario afirmó que encontraron laudos laborales por 21 millones de pesos, 264 ex funcionarios presentaron renuncias y en 150 casos se concluyó contratos e incluso señaló que algunos otros que no se presentaron a trabajar, “no llegaron ni a despedirse”.

En su segunda participación el diputado local le hizo recordar a Franco Castán su pasado, toda vez que el ahora Secretario de Gobierno, como se recordará fue dirigente del PRD y diputado local, fue entonces que le advirtió la frase conocida y recordada en estos tiempos de alternancia política en Veracruz.

“No es lo mismo ser borracho que cantinero. Me tocó estar del otro lado y recordar que aquí estamos, ahora que me toca estar acá aprovecho para preguntar, así como nos hacían”, dijo Vicente Benítez en una de sus intervenciones, al tiempo pidió a los legisladores cerrar filas y evitar rechazar todas las propuestas que provienen desde el poder ejecutivo, pues es momento de trabajar por Veracruz.

Otros legisladores también cuestionaron los montos de los gasto en viáticos en Segob, ahí el funcionario pretendió justificar las facturas señalando que ya no son como las de la administración priista pasada donde se facturaban vinos hasta por 20 mil pesos, sin embargo el diputado Rodrigo García le dijo que si bien ahora son menores no dejan de ser por arriba de lo estipulado en la ley, siendo gastos en su mayoría en la zona conurbada Veracruz – Boca del Río.