Fiscalía niega realizar pruebas de ADN a restos óseos encontrados en rancho

Foto: Noreste
30 octubre 2017 | 19:59 hrs | José Cárdenas

Papantla, Ver.- Integrantes del Colectivo en Búsqueda María Herrera, recrearon el “árbol de la esperanza”, donde colocaron las imágenes de sus familiares que se encuentran  desaparecidos,  para mandar un mensaje de que no han perdido la esperanza de algún día encontrarlos.

En punto de las 17:30 horas, el contingente se apostó frente a la presidencia municipal y en árbol del parque Israel C. Téllez, instalaron este árbol de la esperanza para hacer un llamado a las autoridades de que siguen en pie de lucha, además gritaron consignas como “vivos se los llevaron, vivos los queremos”, “hijo escucha tu madre está en la lucha”.

La señora Blanca Ninfa Cruz Nájera, madre Alberto Uriel Pérez Cruz, dijo que la fiscalía y el Gobierno del Estado ha ocultado a toda costa la información de su hija, “en la comunidad de la Isla encontraron restos óseos, por la declaraciones de personas detenidas y que estuvieron ahí, estamos seguro que ahí están mi hijo junto con los otros compañeros que se los llevaron el pasado 19 de marzo de 2016, ha pasado un año y ocho meses nadie hace nada, las autoridades niegan todo”.

Indicó que la fiscalía argumentó que no se podía realizar el reconocimiento porque los restos óseos estaban muy dañados, a pesar de que es su obligación  investigar y analizar cada parte localizada en este rancho “yo quiero justicia, hablo con el dolor de madre, las autoridades han actuado en complicidad con la delincuencia,  no se puede superar jamás este dolor, seguimos aquí en pie de lucha”.

Cuestionada si han tenido algún apoyo del presidente Marcos Romero, señaló  el alcalde de Papantla nunca nos ha apoyado para nada, cuando fueron sus policías los responsables de la desaparición del “Él como si no existiera, está más cagado que una palo de gallinero, según ya lo estaban investigando  pero no sabemos nada, a veces las autoridades se cubren uno con otro”.

Foto: Noreste

Lamentó que las reuniones con los fiscales, con Roberto Campa Cifrían, subsecretario  de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación,  de nada ha servicio ya que exigen exclamando justicia “el propio gobernador Miguel Ángel Yunes, se acercó con este colectivo y otros cuando estuvo en campaña, una vez que consiguió el voto, se olvidó de nosotros puras palabras, ahora nos sentimos atacadas cuando nos dice que si alguien muere es porque tiene un familiar en la delincuencia organiza criminalizando a todos, pero no se imagina el dolor que nosotros como madres sentimos”.

Otra de las madres papantecas es la señora Verónica Tapia Rivera,  quien recuerda que el día 4  de septiembre de 2015, policías estatales se llevaron a su hijo de la puerta de su domicilio, desde entonces desconoce el paradero, mientras que las autoridades se han negado a atenderlos, pues se han mostrado indiferentes e indolentes ante esta situación.

“Es una burla lo que nos han hecho, la Fiscalía se niega a darnos respuesta en el caso de nuestros hijos, yo tengo testigos quienes vieron que fueron policías estatales quienes se llevaron a mi hijo, dijeron que iban a investigar a los policías,  a forzarlos a hablar, pero nada de eso ha sucedido” expresó.

Los integrantes señalaron que al menos siete fosas han sido encontradas en esta zona, mencionando que en su momento se dará a conocer lo encontrado, mientras no se les permite dar datos al respecto, haciendo mención que la propia Fiscalía ha frenado el proceso de investigación en estos lugares.