Fiscalía anticorrupción: pasaporte de impunidad

26 junio 2016 | 12:09 hrs |

Tomás Mundo

Hoy día se habla mucho de la creación de la fiscalía anticorrupción, y se dicen muchos argumentos, casi todos hacia un mismo punto: proteger a los que desfalcaron las finanzas del estado, empezando por el gobernador, que es el principal señalado. Se puede afirmar que tienen razón y lógica quienes así pensamos.

Y viene a mi mente las palabras de Antonio Plaza un poeta guanajuatense que alguna ocasión le dijeron que: si criticaba tanto al gobierno porque no entraba y corregía lo que se pudiera corregir, y dijo: “entrar al gobierno en este momento es como afeitar un cadáver, se mella e inutiliza la navaja y se desprestigia al barbero”.

Eso le pueda pasar al nuevo fiscal que hoy sea designado.

Su prestigio estará seriamente afectado. Porque es sin lugar a dudas que será un fiscal a modo para la administración estatal saliente.

Y los diputados que aprueben tal nombramiento igualmente serán cómplices de este pasaporte de impunidad.

Pero no todo esta perdido, para nosotros los ciudadanos, ya nos organizamos el pasado 5 de junio y dijimos basta de un sistema político por mas de 88 años que mostró su obsolescencia y el pueblo dijo, no más.

Hoy la sociedad organizada podremos decirle a estos diputados afines al gobierno, que solo les interesa cubrir complicidades del gobierno del estado, que la mayoría no son ellos, si no nosotros, la sociedad organizada, quienes tomaremos la decisión de no permitir que funcionarios como el fiscal anticorrupción, que hoy pretenden imponer, sea para cubrir complicidades de los que se van y que han dejado al estado en terapia intensiva financiera, pero igual está el estado de derecho, igualmente está el renglón de la democracia, y la lista sigue; y que tal vez quien sea designado también sea para cubrir sus propias complicidades.

¿Usted cree que quien quede de los mismos, aplicará correctamente la ley? Por supuesto que no; y la pregunta para quien sea designado de los mismos, si es que esto sucede: ¿vale la pena solapar, proteger legalmente, a ese puñado de funcionarios públicos que se hicieron millonarios a costa del erario público sacrificando el prestigio personal?

Propongo que promovamos las acciones legales correspondientes contra tal nombramiento, para ello sugiero que nos agrupemos y discutamos la estrategia legal a seguir.

Argumentos legales los tenemos, tenemos el interés legítimo para proceder vía juicio de amparo, pretexto legal, lo tenemos en el artículo PRIMERO, párrafo tercero de la Constitución Federal, en lo relativo a la INTERPRETACIÓN CONFORME, Eduardo Ferrer McGregor tiene un interesante libro donde habla la doctrina de la INTERPRETACIÓN CONFORME, y son tres requisitos a saber: TEXTO, CONTEXTO Y ORIGEN, y este contexto lo podemos justificar en Veracruz, las finanzas públicas destrozadas, el estado de derecho inexistente; y previo análisis ponderado de la apariencia del buen derecho no tendríamos problemas en obtener tal suspensión y por ende, pararíamos la designación del nuevo fiscal.

Y le daríamos otro duro golpe a los enemigos de Veracruz, los diputados que pretenden imponer al fiscal anticorrupción y al contralor general

Una de las asociaciones de abogados que ya aceptó coadyuvar es la “Barra de Licenciados en Derecho” que preside el maestro Carlos Mateos, y quienes deseen sumarse bienvenidos.

Creo que nos sumamos mas y actuamos dentro del cauce de las instituciones cumpliremos con una de las estrofas de una poesía del maestro Antonio Plaza:

 

“Nunca al poder ni al oro me arrodillo;

y aunque me agobie padecer tirano;

me muero de hambre; pero no me humillo;

seré cadáver…..pero no gusano