Físcal anticorrupción sería tapadera de Duarte: Guzmán Avilés

Diputado Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, Coordinador del Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional. Foto: Antonio Alatriste.
24 junio 2016 | 14:55 hrs | cs

Sin homologar la Ley Anticorrupción (de lo federal a lo estatal), sin la creación de reglamentos y con la falta de infraestructura para una Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción, el Gobernador del estado de Veracruz pretende imponer a un fiscal que “le cuide las espaldas” después de irse, indicó Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, Coordinador del Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional (GALPAN).

Explicó que no es que Acción Nacional esté en desacuerdo con la figura anticorrupción, sino en la premura de la convocatoria lanzada a la ciudadanía en general con el objetivo de que el Ejecutivo estatal filtrara a sus candidatos ligados abiertamente con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y a su administración.

Guzmán Avilés lamentó que Javier Duarte de Ochoa actúe en base a sus intereses y no al de los propios veracruzanos al lanzar al vapor una convocatorio que se calificó como abierta y ciudadana, y que terminó por ser una farsa para disimular una verdadera imposición a capricho del Ejecutivo estatal.

El Coordinador de la bancada panista dijo que la premura del Mandatario se debe al temor que tiene de ir a prisión debido al número de irregularidades, malversación de recursos y las 26 denuncias penales que le tiene interpuestas la Auditoria Superior de la Federación (ASF) a la mayoría de los funcionarios de su gabinete.

El legislador albiazul exhortó a todas las fuerzas políticas de los partidos representadas en el Congreso Local -especialmente a la del PRI- a que razonen su voto en favor de los veracruzanos toda vez que la imposición de un Fiscal Anticorrupción será un impedimento para que la administración del Gobernador saliente sea auditada de manera clara y a fondo.

Precisó que los personajes vinculados al Ejecutivo estatal son el priista cordobés Francisco Portilla Bonilla, quien dejó el cargo de diputado local para poder inscribirse como aspirante a fiscal, así como Gabriel Deantes, quien dejó la titularidad de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y Productividad para inscribirse como Comisionado del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IVAI).

El diputado infirmó que para el cargo de Fiscal Anticorrupción se inscribieron un total de 22 personas, currículums que recibió la diputada Marcela Aguilera, Presidenta de la Comisión de Procuración de Justicia; mientras que en el caso del Comisionado del IVAI se registraron 26 aspirantes que entregaron sus perfiles a la Secretaría del Congreso. En ambos casos, según la convocatoria, la revisión exhaustiva la hará la Junta de Coordinación Política para luego ser votada en el Congreso.