Fideicomiso 899. Pago a proveedores

17 septiembre 2017 | 18:12 hrs | Por Juan F. Aguilar de la Llave

APUNTES SOBRE FINANZAS.

Los ingresos propios del Estado son menores, comparado con lo que recibe de la
Federación bajo la Ley de Coordinación Fiscal, esta otorga Participaciones
Federales de libre disposición y Aportaciones de fondos etiquetados para diversos
conceptos; educación, salud, seguridad, etc.

A estos ingresos habría que agregarle aquellos que son por convenio y de
aplicación especifica, que son fondos federales derivados de varios Ramos del
PEF, principalmente el 23, abundan aquellos que se dan con Secretarias de
Estado y que en mucho de los casos constituyen a paripásus, tal es el caso del
Fonden.

Al referirme a ingresos propios se consideran, impuestos, derecho, productos,
aprovechamientos y otros conceptos; hasta antes del 2001 los impuestos y los
derechos estaban casi iguales, el principal ingreso era el de la tenencia de
automóviles, y en derechos los ingresos por servicios del gobierno, como licencias
de todo tipo, poco reportaban las OPED´s; o sea ingresos menores con una
estructura grande, representada en parte por las oficinas de hacienda del
estado.
Ante esta disyuntiva el Gobernador Miguel Alemán después de pensarlo mucho
como político, pero con claridad financiera a propuesta del equipo financiero
encabezado por el Dr. Juan Amieva Huerta, previas consultas con la SHCP,
Coordinación de Entidades Federativas, decidió reestructurar su Hacienda Pública
Pública con dos grandes decisiones:

1. Crear el Código Financiero del Estado de Veracruz.
2. Implementar el Impuesto Sobre la Nomina.

En el primer caso se derogo el Código Fiscal, que había emitido el Lic. Rafael
Hernández Ochoa, el Código Hacendario decretado durante el Gobierno del Lic.
Agustín Acosta Lagunés y la Ley de Presupuesto y Gasto Publico aprobado
durante la administración del Lic. Patricio Chirinos C.

En cuanto al impuesto a la nòmina hubo de parte de Cámaras y empresarios
resistencia a su creación, el argumento es que se inhibía el empleo; se dio un
gran debate en este tema. Veracruz era uno de los pocos estados de la república
que no lo tenía, eso minimizaba sus ingresos fungibles; finalmente se acordó que su recaudación casi en su totalidad se destinara a inversión pública productiva
o sea a obras.

Se creó un Fideicomiso de Administración que era el que operaba su aplicación
previo acuerdo de un Consejo Técnico donde tenía representación la iniciativa
privada, ahí se tomaban decisiones de las obras a realizar, las cuales eran
presentadas por las secretarias encargadas de su construcción.

El 31 de mayo de 2001 se aprobó el Código Financiero y tres meses después se
inicio el cobro del impuesto, siendo en ese año la recaudación de 541 millones de
pesos; hasta 2016 ha tenido un promedio de ingresos de más de 1,300 millones
de pesos en ese año la recaudación se estima en 2m 214 millones; siempre la
recaudación ha sido superior a la programación y pago de las obras.

El análisis realizado indica que durante la administración del Lic. Alemán se
tuvieron números y obras de acuerdo a lo programado; Fidel Herrera implemento
las obras multianuales con resultados positivos en algunos casos, los puntos
negativos se dan con Javier Duarte de Ochoa, donde no solo no se ejecutan obras
sino se dejan de hacer algunas multianuales como el caso del distribuidor de
Ixtaczoquitlan.

Dentro de las multianuales se destaca el Túnel sumergido de Coatzacoalcos, se
le invirtieron más de 2 mil millones de pesos, incluida la caseta de peaje del
Coatzacoalcos 1.

Los miembros del Consejo Técnico en el periodo 2010-2016, se aburrieron de
asistir a juntas, pues las explicaciones que daba el ultimo Titular de Sefiplan,
era que no había dinero porque se había destinado a gasto corriente; los últimos
meses ya no asistió.

En el año 2015 en su dictamen de Cuenta Publica del Orfis al Fideicomiso de
Administración de este impuesto se da una diferencia de más de mil millones de
pesos no entregada por Sefiplan al Fideicomiso.

Los números de la contabilidad de la administración del fideicomiso citan 5,790
millones no depositados según acta número 6 del Consejo técnico de ese año;
contra 4,810 millones de pesos que era el saldo por entregar según contabilidad
de Sefiplan, asunto que dio lugar a la nota numero 28 de las observaciones a la
cuenta pública 2015 del Orfis, donde instruye que se haga una conciliación de
saldos para determinar la cantidad por entregar, el resultado de la conciliación se
verá en la cuenta pública 2016..

Pero lo que sí es cierto, es que el Lic. Gustavo Sousa Escamilla, último
responsable de este fideicomiso, es que al final casi no recibió recursos por lo
cual tampoco cumplió con los acreedores, la administración estatal no le cumplió.
Lo que fraguaron los financieros de Sefiplan en el año 2016 fue sortear la presión
y la crisis de la inmensa adeudan que acumularon, que según cifras oficiales
dadas por ellos eran 57 mil millones de pesos de pasivo.

Para lo cual, tuvieron la brillante idea de fondear imaginariamente, 11 mil
millones de pesos reconocidos a proveedores, contratistas, y prestadores de
servicios, que incluyeron en el decreto numero 899, con el Impuesto Sobre
Remuneraciones al Personal (antes 2% a la nomina), el cual arrastraba una
minusvalía como lo cita el Orfis de al menos 4 mil millones de pesos, lo cual con
el debido respeto que me merecen estos empresario, es que les tomaron el pelo.

El Decreto 899, publicado en la Gaceta Oficial del estado el 21 de Julio de 2016,
bajo el numero 290, contiene la afectación del impuesto y la creación de los
fideicomisos FIAD y FIDESAN, uno para recibir y el otro para pagar.

Este Decreto quedo en letra muerta, no hubo ningún banco interesado en ser
fiduciario y posteriormente se ampararon algunos municipios.

Con ello el Decreto numero 11 emitido por el actual Gobernador fue de trámite, lo
único que hizo fue dar por concluida una acción imaginaria de Gómez Pelegrin
quizá bien intencionado, pero aplicable en el “Mundo de nunca jamás”.

Lo que es cierto es que no hay respuesta a los adeudos de Duarte, que son
institucionales no personales, y aunque oficialmente se elimine un disparate no
quiere decir que no vaya a dar respuesta y en su caso reconocerlos y pagarlos.

Finalmente diré en relación a mi último artículo las Filípicas, sobre los 8 mil 455
millones de pesos que mencionara el Senador José Yunes Zorrilla; es que en la
página 209 del segundo informe trimestral 2017 elaborado por Sefiplan; “Estado
de Situación Financiera Detallado en Activo Circulante; Efectivo y Equivalentes”
aparecen 5 mil 238 millones como Inversiones Temporales (Hasta tres meses),
dinero hay; hasta para invertir.

JFA. 17.09.17

*Esta es la opinión personal del columnista.