Extracción de crudo con fracking, inevitable en Veracruz en 2018

El secretario de la sección 30 del STPRM señaló que la practica no representa ningún riesgo para Poza Rica

En esta región la fracturación hidráulica se ha realizado desde 2004. Foto: Web.
6 noviembre 2017 | 8:23 hrs | Misael Olmedo Sifuentes

Poza Rica, Ver.- La fracturación hidráulica (fracking) se practica en esta región norte de la entidad veracruzana desde hace más de 30 años; en los últimos años las actividades de perforación han estado limitadas pero se espera que para el siguiente año se reactiven.

El alcalde de Poza Rica y secretario general de la Sección 30 del STPRM, Sergio Lorenzo Quiroz Cruz, manifestó que las actividades de perforación con facturación hidráulica no representan un riesgo para Poza Rica, aunque enfatizó que los especialistas deben aclarar cualquier duda al respecto.

“Lo que dicen los expertos es que no (genera un riesgo), se ha hecho un mito o idea equivocada en ese renglón, pero son cuestiones que se siguen haciendo”, expresó sobre la aplicación del fracking.

Cabe destacar que de acuerdo con los integrantes de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTyPP) en esta región la fracturación hidráulica se aplica, reconocido por Pemex, desde el año 2004, en un pozo de la comunidad de Venustiano Carranza en el estado de Puebla, y también se ha venido practicando en otros de la región, aunque con menor impacto.

Integrantes de la Coordinadora Regional de Acción Solidaria en Defensa del Territorio Huasteca-Totonacapan (CORASON) advirtieron que más del 38 por ciento del terreno Totonaco resultará afectado con la aplicación de Facturación Hidraulica para la perforación de  pozos, que se aprobaron para desarrollarse por compañías extranjeras.

De acuerdo a los activistas que se oponen a esta técnica, el campo será el principal perjudicado con la aplicación, sobre todo por el despojo de tierras agrícolas que se realizará, estimando que un 80 por ciento de los predios en donde se aplicará, son ejidales.

Destacaron que  la zona norte de Veracruz será una de las más afectadas, pues se estima que en esta región se perforen aproximadamente 20 mil pozos, el cincuenta por ciento del total de los autorizados para la entidad veracruzana.

Los trabajos de perforación en la zona han estado limitados por la falta inversión presupuestal, pero se espera que en el 2018 el uso de esta técnica predomine para la extracción del hidrocarburo.