Expresidente de Yemen muere en tiroteo

Los combatientes hutíes dispararon contra el convoy en el que viajaba Saleh cuando pasaba por un puesto de control en la zona Yahana

Foto: Web
4 diciembre 2017 | 18:01 hrs | Proceso

Ciudad de México.- El expresidente de Yemen Ali Abdalá Saleh fue asesinado este lunes en un ataque al convoy en el que viajaba al sureste de Saná, capital de Yemen.

Así lo informó en un comunicado el Ministerio del Interior yemení, controlado por los rebeldes hutíes. Saleh, era antiguo aliado de los rebeldes, quienes se refirieron al expresidente en su comunicado como “el líder de la traición”.

Familiares confirmaron la muerte de Saleh a France 24 y funcionarios del Partido del Congreso Popular General (GPC) a la agencia Reuters. Según dichas fuentes, Saleh, de 75 años, habría sido asesinado con un ataque a su convoy con una RPG (granada propulsada por cohete) y armas de fuego.

Los combatientes hutíes dispararon contra el convoy en el que viajaba Saleh cuando pasaba por un puesto de control en la zona Yahana, al sureste de Saná, “mientras huía de la urbe”, según un responsable hutí que pidió el anonimato.

Por su parte, el comunicado del Interior señaló que junto al exmandatario murieron varios “elementos” de Saleh.

“La crisis de las milicias de la traición ha terminado al haberse tomado el control por completo de sus posiciones y de haber impuesto la seguridad en Saná, sus suburbios y todas las otras provincias”, agregó el comunicado.

Según el Interior la muerte de Saleh ocurrió después de que “se hiciera cómplice directa y públicamente de los países de la agresión”, en referencia a la alianza árabe comandada por Arabia Saudita, que apoya al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi y a quien Saleh lanzó una oferta de diálogo el pasado fin de semana.

El canal qatarí Al Jazeera publicó un video de un móvil personal en el que se ve a Saleh con un disparo en la cabeza y llevado en una manta por un grupo de personas en una zona desértica.

El pasado fin de semana se rompieron las filas rebeldes -integradas por los hutíes y las fuerzas leales a Saleh- después de unos combates desatados en la capital el 29 de noviembre y que todavía continúan.