Expolicías de la Inter, al borde del suicido

Gobierno estatal ya planea crear una nueva corporación, mientras quienes trabajaron por años en su antecesora no reciben apoyo alguno

De manera pacífica, exigen les entreguen el pago que les corresponde y les negó la administración duartista. Foto: Noreste.
4 noviembre 2017 | 8:41 hrs | Misael Olmedo

Poza Rica, Ver. Mientras la actual administración estatal, en coordinación con gobiernos municipales, impulsan la creación de la Policía Metropolitana Poza Rica-Tihuatlán-Coatzintla, exelementos de la Policía Intermunicipal siguen sin ser liquidados por lo que mantienen un movimiento de protesta pacífico, mientras que algunos enfrentan una complicada situación que temen los orille al suicidio.

Son más de cincuenta exelementos de la Policía Intermunicipal en esta zona que se agruparon para realizar protestas pacíficas, en reclamo por la liquidación que la administración estatal de Javier Duarte a través de la Secretaría de Seguridad Pública a cargo de Arturo Bermúdez Zurita, les negó cometiendo abusos en su agravio.

Roberto González Ramírez forma parte de este grupo de expolicías, quien laboró durante 22 años al servicio de la SSP hasta que el 1 de julio del 2015, de manera sorpresiva, fue desarticulada la Policía Intermunicipal.

Destacó que durante 2015 y 2016 mantuvieron el reclamo a la SSP y al gobierno del estado por una liquidación justa, sin embargo, ésta les fue negada, por lo que durante este 2017 iniciaron diálogos con la actual administración, incluso señaló algunos recibieron la promesa de del gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares, para ser atendidos, pero a la fecha no han recibido ninguna respuesta positiva a su reclamo.

Los exelementos de la Intermunicipal no cuentan tampoco con servicio médico, ni una pensión, situación que dejó en una complicada situación a personas como Leopoldo del Ángel Robles que trabajó 25 años en la corporación.

Han realizado protestas constantemente. Foto: Noreste.

El hombre, con 76 años, padece una enfermedad crónico-degenerativa y recientemente fue sometido a una cirugía por una hernia que generó gastos por más de 25 mil pesos a la familia que no cuenta con otro ingreso, aunque lograron tramitar su seguro popular para ser atendido en el hospital regional de Poza Rica; la familia requiere el apoyo para la compra de medicamentos de control y material de curación que necesita el hombre que ahora vive con diálisis.

Familiares de los expolicías como la señora Catalina Pérez, destacan su preocupación por el riesgo de suicidio que enfrentan quienes trabajaron desde 10 hasta casi 40 años en la corporación, pues ante la falta de ingresos económicos y una fuente de empleo enfrentan una fuerte depresión.

Recordó que uno de los exelementos, de nombre Nabor, se suicidó luego de que no encontrará empleo y el gobierno estatal les negara las prestaciones a las que tenía derecho, topándose con la negatividad de empresas que no lo contrataron por el simple hecho de haber sido policía.

La actual administración estatal no reconoce la problemática bajo el argumento de que fue uno de los movimientos que realizó Javier Duarte de Ochoa, mismo que también a través de la SSP cometió abusos, en este caso en agravio de los propios policías que conformaban la PIPTC.

Actualmente, la administración de Miguel Ángel Yunes Linares trabaja en la conformación de la Policía Metropolitana que se desplegará en los mismos municipios que contemplaba la Intermunicipal y, se espera, que sea antes de concluir este año cuando pueda ponerse en marcha, con nuevos elementos y con la promesa de que estará mejor equipada y para la cual gobiernos municipales deberán aportar presupuesto.