Exigen la clausura temporal de Avigrupo

La población sigue cuestionándose si Avigrupo seguirá operando y contaminando impunemente

Foto: Ana Tavera
24 agosto 2017 | 21:11 hrs | Ana Tavera

Tuxpan, Ver.- A pesar que los resultados de los estudios realizados por la CONAGUA,  claramente muestra que los desechos que diariamente vierte la empresa Avícola San Andrés S.A. de C.V. (AVIGRUPO) ubicada en la Congregación Tanhuixco del Municipio de Tamiahua en los cuerpos de agua que rodea su granja cuenta con altos índices de materia fecal y tres clases de nitrógeno, amoniacal, entre otros contaminantes, esta granja sigue operando.

Ante ello, la población sigue cuestionándose si Avigrupo seguirá operando y contaminando impunemente, ya que si bien se cuenta ya con estos resultados, hasta el momento nada se ha resuelto.

Mientras tanto,  se sigue exigiendo  la clausura temporal de la empresa Avigrupo a fin de que dé garantías y respete la normativa ambiental, que repare de manera inmediata los daños que ocasionó al ecosistema; pues no es con dádivas que se resuelve el problema ni promesas así lo señaló la alcaldesa electa de ese municipio Citlali Medellín Careaga.

Las declaraciones del munícipe Martín Cristóbal, quien se deslinda de su responsabilidad, en este grave asunto de contaminación, y se lava las manos pues asegura que fue el Gobierno del Estado quien otorgó los permisos de uso de suelo a Avigrupo.

En ese sentido,  refirió que la CONAGUA es la única dependencia que está realizando su trabajo, y se presentaron en las instalaciones, pero les impidieron el paso, mientras en algunos lados salen a declarar que ya están resarcidos los daños.

Al mismo tiempo, consideró como vergonzoso y triste que sea ya del dominio popular el rumor que los seudolíderes  negociaron un motor y 1400 pesos para cada pescador como resolutivo a la manifestación que realizaran hace algunos .

Hizo énfasis que ya están acercándose a las autoridades necesarias para poder cerrar esta granja,  la cual sin duda está acabando con el ecosistema de esta zona y afectando no sólo el medio ambiente sino a decenas de familias que viven en los alrededores.

Foto: Ana Tavera