Ex de Mara era secuestrador y su asesinato pudo ser venganza

El supuesto feminicidio de la universitaria xalapeña quedó insubsistente tras ser víctima de un chofer de Cabify en Puebla

Foto: Web
26 mayo 2019 | 21:24 hrs | e-consulta | Xalapa

Puebla.- Antonio Sebastián Préstamo Rivera, estudiante del Instituto Tecnológico de Monterrey, fue visto por última vez el 6 de febrero de 2015, alrededor de las 16:00 horas, cuando conducía su vehículo Mercedez Benz, modelo 2015, con placas de circulación TZZ-2354 de Puebla.

El joven de 18 años de edad fue privado de su libertad por al menos tres sujetos, quienes dejaron sus restos en el estado vecino de Veracruz, en la ciudad de Xalapa, de donde era originaria Mara Fernanda Castilla Miranda, universitaria de Upaep, asesinada en Puebla en septiembre de 2017.

Las investigaciones marcaron que Préstamo Rivera fue ultimado un día después de su secuestro, pero los plagiarios entraron en contacto con la familia hasta el 9 de febrero para solicitarles un rescate, aun cuando ya habían asesinado a su víctima.

Edson Aldair Hernández Sangabriel, en ese momento de 17 años, fue detenido el 21 de febrero y el 24 de febrero, su primo Rafael Barradas Hernández también fue capturado.

Foto: Web

En ese momento, la otrora Procuraduría General de Justicia de Puebla dio a conocer que había un tercer implicado en el plagio, quien estaba prófugo.

Meses después, Christopher Alfredo Reyes Matus, fue torturado y asesinado en su departamento.

La mañana del 11 de junio de 2015, Mara Fernanda Castilla Miranda encontró sin vida a su novio Reyes Matus, en el departamento ubicado en la calle Varsovia, número 55 del fraccionamiento Monte Magno, en Xalapa, Veracruz.

La madre de Mara Fernanda Castilla, Gabriela Miranda, en ese momento al ser su hija menor de edad, autorizó que declarara ante la Fiscalía de Veracruz sobre la relación sentimental que tenía con Reyes Matus. Los datos que dio, permitieron identificar a otros partícipes de la banda de secuestradores a la que Christopher responsabiliza del plagio y asesinato de Préstamo Rivera.

Para septiembre de 2017, tras la desaparición de Mara Fernanda Castilla, su hermana Karen acudió a la Fiscalía General del Estado de Puebla, y cuando la interrogaron sobre alguna relación violenta que pudo tener la víctima, salió el nombre de Christopher Alfredo Reyes Matus. Sin embargo, en ese momento, no hubo una línea de investigación que iniciara la FGE al respecto, se concentró en imputar delitos al conductor de Cabify, Ricardo Alexis, quien permanece en el penal de San Miguel en espera de sentencia.

Foto: Web

Ahora, la defensa del conductor de servicio ejecutivo pidió que se amplíe la declaración de Karen Castilla para exponer que la muerte de Mara Fernanda se trató de una venganza y no un feminicidio imputable a Ricardo Alexis, quien ha ganado varios amparos ante la justicia federal, al grado que el cargo por feminicidio quedó insubsistente y obligó a la FGE a buscar nuevos elementos de prueba para presentar el caso ante el Poder Judicial de Puebla.

También piden la declaración de Gabriela Miranda para que confirme que en 2015 autorizó a su hija a declarar sobre Christopher Alfredo Reyes Matus.

Sin embargo, a través de un amparo, tanto la madre como la hermana de Mara Fernanda Castilla hasta el momento no han declarado, y está pendiente de contestación la segunda solicitud.

Trascendió que la defensa encabezada por Francisco Tlahuicole solicitó una prórroga para el plazo de investigación complementaria, que fenece el próximo 12 de julio. Sin embargo, la fecha poder nuevamente ser modificada.

Con información de e-consulta