Este vehículo autónomo traerá la pizza o la compra

parece estar más cerca con Nuro: harán pruebas en abierto en 2018

30 enero 2018 | 13:00 hrs |

Parece que al final los de ‘Black Mirror’ se anticiparon más de lo esperado con ese vehículo autónomo que repartía pizzas (aunque armaba algún lío que otro), porque varias compañías se han puesto manos a la obra en lanzar un producto con esa idea. Lo que ahora vemos es el vehículo autónomo repartidor de Nuro, una especie de monovolumen pensado para los repartos a nivel local.

Desde luego su diseño llama la atención (no precisamente por bonito), pero la idea se diferencia un poco más del resto al ser algo enfocado únicamente al reparto de mercancías y para que pueda ser producido en masa. Es decir, nada de humanos en este peculiar vehículo que de momento aún se conoce como “R1” en su fase de prototipo.

Cuatro repartos en un solo trayecto

¿Notáis algo de déjà vu? Puede que sea porque hace unas semanas Toyota daba a conocer un concepto cuya idea es bastante similar a la que vemos materializada en este R1 de Nuro, si bien en aquel caso era algo más grande e incluso podía hacer las veces de despacho o habitación para su pasajero.

Así, la idea de Nuro es un vehículo completamente eléctrico con cuatro compartimentos externos separados, de modo que cada vez que se complete un viaje puedan hacerse cuatro repartos distintos. Cada uno de estos compartimentos puede habilitarse como convenga, es decir, con refrigeración (por ejemplo, para la compra doméstica) o a modo de termo para comida para llevar.

No tenemos las medidas exactas del vehículo repartidor, pero como vemos en el vídeo es bastante más pequeño y compacto que un turismo estándar (más alto, sobre todo por esa especie de asa sobre la que se posan las cámara, el LIDAR y diversos radares, como detallan en The Verge). Según apuntan en CNN pesa más o menos un tercio de lo que suele pesar un coche de tamaño medio y está diseñado para trayectos urbanos, nada de autovías y carreteras interurbanas.

Por fuera, además de la estética, lo que no se ven es pantallas o algún tipo de comunicación con los peatones y conductores. Para la compañía la instalación de pantallas o paneles sería confuso, y consideran que es mejor hacer que sean vehículos predecibles, de modo que conductores y peatones puedan anticiparse a ellos.

Nuro 02

Y si no hay ser humano, ¿quién llamará a mi timbre? La idea es que una app informe al cliente de que el vehículo ha llegado, de modo que se le dará un código con el que se podrá abrir el compartimento específico. Según explican a The Verge están considerando el reconocimiento facial también, pero esto aún está en fase de estudio y consideración, así como la prevención de los posibles hurtos.

Que no quiten el trabajo, sino que lo agilice

Como vemos en el vídeo se trata de algo ya materializado y no un concepto como el e-Palette de Toyota. El vehículo de Nuro ya ha realizado varias pruebas en circuito cerrado, probando aspectos como la distancia de seguridad con bicicletas, detenerse ante peatones o el respeto a las señales de tráfico, siendo capaz de “auto-sacrificarse” si con ello se elimina el riesgo para un peatón en determinada situación.

Se trata de una empresa fundada a mediados de 2016 por parte de dos ex-empleados del programa de vehículos autónomos de Google, Dave Ferguson y Jiajun Zhu. La idea es que el servicio que den estos vehículos sean una ayuda a la hora de completar los repartos, además de reducir los accidentes de tráfico y promover la economía local (dentro de la época de esplendor de comercios como Amazon).

Según Nuro el vehículo ayudará a promover la economía local y no producirá un impacto negativo en el empleo

De hecho, Ferguson aclaraba en CNN que bajo su punto de vista la incorporación de los Nuro no producirá un impacto negativo en el empleo, en cuanto a quitar el trabajo a los repartidores humanos. Eso sí, falta aún que la circulación de estos vehículos esté regularizada, ya que no hay ningún ser humano que los controle y su circulación no está permitida aún en muchas localizaciones (no lo está por ejemplo en California, donde se asienta la propia empresa).

Nuro 03En la foto de plantilla se puede percibir algo mejor lo compacto que es el R1 de Nuro.

Por el momento la empresa ya tiene el permiso del Departamento de Vehículos Motorizados de California y planean los primeros tests en abierto para finales de este año. Veremos su finalmente logran su objetivo y este reparto autónomo empieza a ser una realidad en cuanto las leyes lo permitan.