Este es el felino más pequeño del mundo (Video)

Si quieres ver un gato herrumbroso en su hábitat natural deberás viajar a la India o a la isla de Sri Lanka, los únicos lugares del planeta donde puede encontrarse

12 enero 2018 | 11:03 hrs | ABC

Ningún minino alcanza siquiera a imaginarlo, pero no cabe duda de que los gatos están entre los personajes más adorados de la red. Vídeos con sus travesuras más divertidas, memes con sus expresiones más sorprendentes, gifs que arrancan carcajadas por centenares y, por supuesto, fotos de los ejemplares más adorables. No importa si estás en Facebook, Instagram, YouTube o Twitter: antes o después, en tu pantalla aparecerá un gato luciendo su carisma. El último rey felino alabado por los internautas es el ‘Prionailurus rubiginosus’.

En el blog Distractify han recopilado un gran número de posts e imágenes dedicados a este gato en distintas redes sociales. Su nombre común es ‘gato herrumbroso’ y el motivo por el que está enamorando a miles de personas es su tamaño. Y es que, como podrás deducir observando la instantánea sobre estas líneas, se trata del gato salvaje más pequeño del mundo. Su peso suele estar alrededor de un kilo y puede medir menos de cuarenta centímetros de longitud. Una auténtica miniatura.

Si quieres ver un gato herrumbroso en su hábitat natural deberás viajar a la India o a la isla de Sri Lanka, los únicos lugares del planeta donde puede encontrarse. De todas maneras no es nada fácil dar con un ejemplar y no sólo porque sean enanos. Pueden vivir en territorios muy distintos: mientras en Sri Lanka aparecen sobre todo en zonas tropicales de altura, en la India alternan montes, terrenos secos y bosques. Además son principalmente nocturnos y acostumbran a desplazarse moviéndose de árbol en árbol.

Ser minúsculos no impide a los gatos herrumbrosos ser hábiles depredadores. Buscan y cazan pequeñas aves y roedores, sin hacer ascos a algunos anfibios y reptiles. Necesitan moverse a toda velocidad para evitar convertirse en presas de animales de mayor envergadura. La única especie que rivaliza con ellos por el título de ‘más pequeño del planeta’ es el gato patinegro, que habita zonas del sur de África. Sin embargo, la mayor parte de las veces alcanza un tamaño superior al de sus ‘primos’ felinos.