Estacionamientos

2 octubre 2015 | 10:12 hrs |

Por María Luisa Martínez

 

¿Cuándo cambiamos la cortesía por el dinero? La pregunta puede tener múltiples y variadas respuestas, con base en la óptica de cada quien. Quizá nunca hubo cortesía y simulamos la amabilidad. Quizá no se ha perdido o tratamos de mantenerla, contra viento y marea.

De unos años a la fecha, las plazas y centros comerciales cobran por usar sus estacionamientos. Eso está bien, dirían algunos, porque es propiedad privada. Sin embargo, casi la totalidad de los automovilistas que los utilizan son clientes, y además de generales ganancias a los comerciantes deben pagar por ir a comprar.

Es práctica no es ilegal, pero sí puedo decir que es inmoral, abusiva, y lesiona a quienes, por necesidad, acuden a esos lugares. Se abusa de los vacíos legales. Lo que no está prohibido en ley, está permitido. Correcto, pero un poco de cortesía hacia los consumidores no está de más. Recuerden que quienes compramos o requerimos algún servicio somos los que mantenemos vigente y con ganancias a sus empresas.

De ahí que el diputado local Jesús Vázquez González haya presentado una Iniciativa para que el servicio de estacionamiento en centros y plazas comerciales sea gratuito.

Esta propuesta –turnada a la Comisión Permanente de Desarrollo Social, Humano y Regional– considera que el uso de cajones de estacionamiento deberá ser gratuito para el usuario, y sólo se cobrará a quienes no acrediten haber realizado la compra de algún producto o el pago de un servicio en los establecimientos del lugar.

Dice el Legislador: “El cobro que hacen en estos centros comerciales, es una práctica desleal que se sustenta en lagunas en la legislación veracruzana. Existe un marco jurídico para los requerimientos de un estacionamiento, que hace referencia al número de cajones que debe existir, pero no hay una prohibición o aprobación de tarifas, una regulación de montos mínimos y máximos para el cobro a los usuarios”.

La Iniciativa estipula que de incumplirse esta disposición, se considerará infracción administrativa y se sancionará por los bandos de policía y buen gobierno, de acuerdo con el monto fijado en la Ley de Ingresos de cada municipio.

Pensar en el beneficio de los demás es también un acto de cortesía. En la entidad, según cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), “entre el primer trimestre de 2014 y el primer trimestre de 2015 se ha reducido la capacidad de compra del ingreso laboral 8.2 por ciento. Es decir, durante este periodo el valor de la canasta alimentaria se ha incrementado un poco más que los ingresos de las familias.”

Por hoy es todo. Le deseo un excelente fin de semana y nos leemos en la próxima entrega.