España declara ‘persona non grata’ a embajador de Venezuela

La peor crisis diplomática entre ambos países inició el lunes, después de que se formalizara en el Consejo de Ministros de la Unión Europea las sanciones a siete mandos del gobierno de Venezuela

Mario Isea
26 enero 2018 | 19:28 hrs | Proceso

Madrid.- El gobierno español decidió nombrar persona non grata al embajador de Venezuela en España, Mario Isea, en “estricta reciprocidad” por la decisión del gobierno de Nicolás Maduro de expulsar al embajador español en Caracas, Jesús Silva, informó este viernes el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, tras el acuerdo del Consejo de Ministros.

La peor crisis diplomática entre ambos países inició el lunes, después de que se formalizara en el Consejo de Ministros de la Unión Europea las sanciones a siete altos mandos del gobierno de Venezuela, entre ellos el número dos del PSUV, Diosdado Cabello; la rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena; y el fiscal designado por la Asamblea Constituyente, Tarek William Saab.

Las sanciones implican el congelamiento de cuentas bancarias y la prohibición de entrada al territorio europeo.

El Ejecutivo venezolano llamó a consultas a su embajador en Madrid, Mario Isea, debido a la “agresión injerencista y colonialista del gobierno de España”, se anunció vía Twitter.

También por esta vía, el jueves 25, el ministro de Asuntos Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, difundió la decisión del gobierno de Nicolás Maduro.

Asimismo, el gobierno de Venezuela entregó una nota de protesta a diplomáticos de los países de la Unión Europea acreditados en el país sudamericano por las referidas sanciones comunitarias contra funcionarios de alto nivel de la nación caribeña.

Los desencuentros diplomáticos entre España y Venezuela son frecuentes, pero no tan contundentes como el actual, incluso, superando la bronca que el rey Juan Carlos I le lanzó a Hugo Chávez, en la cumbre iberoamericana de 2007, cuando le dijo: “¿Por qué no te callas?”.

Ni cuando el gobierno de José María Aznar se alineó en 2002 con Estados Unidos durante el golpe de Estado contra Chávez.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, incluso reprochó al embajador Silva, “en virtud de las continuas agresiones y recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos de nuestro país por parte del gobierno español”.

El jueves, desde el Foro Económico Mundial de Davos, donde asistía acompañando al rey Felipe VI, el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, informó que ese mismo día presentaría un informe al Consejo de Ministros para responder a Venezuela. “El gobierno tomará medidas de reciprocidad proporcionadas”, afirmó.

Dastis criticó que “el señor Maduro no conoce la proporcionalidad”. “Lamentamos la declaración de persona ‘non grata’ (del embajador español), y rechazamos la acusación de injerencia”.