Escultor mexicano radicado en Veracruz hace un busto a Donald Trump

Empresarios y políticos tienen parte de su obra, pero nunca imagino que Donald Trump le pidiera un busto para él que ahora estará en La Casa Blanca

Foto: Propiedad del escultor
2 diciembre 2016 | 8:50 hrs | Andrés Salomón

Veracruz, Ver.- A pesar de la poca simpatía que siente el Presidente Electo de los Estados Unidos, Donald Trump, hacia los mexicanos, el magnate llevará a la Casa Blanca un busto, que fue elaborado por el escultor mexicano, Bernardo Luis López Artasánchez, quien hiciera las estatuas polémicas en Veracruz como la de Vicente Fox, así como la de Porfirio Díaz, en Orizaba.

Es de mencionar que empresarios y políticos veracruzanos, tienen parte de su obra, pues les ha hecho estatuas y bustos para la colección personal, pero nunca imagino que Donald Trump le haya mandado hacer un busto que ahora estará en La Casa Blanca.

En entrevista, el escultor poblano, adoptado por Veracruz como él lo dice, recordó que era octubre del año 2010, su esposa y su primo Alberto Artasánchez, financiero que trabaja en Nueva York los invitó a un concierto de Roger Waters en el Madison Square Garden, al final su familiar no pudo asistir por complicaciones en el trabajo y gustoso fue con su esposa Mayra.

En aquel concierto vio a lo lejos a una persona parecida a Donald Trump por lo que entraron en un pequeño bar al que tenían acceso con sus boletos VIP, ahí estaban unas 30 personas de entre las cuales por motivos obvios destacaba Donald J. Trump.

“Mayra y yo nos acercamos y le pedí que si me podía tomar una fotografía con él a lo que accedió de forma amable. Me preguntó que a qué me dedicaba y le dije que era un escultor, me preguntó que si era bueno y le contesté que a las pruebas me remitía”.

Bernardo Luis, explicó que después de aquel pequeño intercambio de palabras, Trump le dijo que si algo le gustaba de sus obras, lo compraría, por lo que su esposa tomó la foto y regresaron a su lugar presenciar la segunda parte del concierto.

Fue así, que a principios de noviembre regresaron a México donde comenzó a hacer un nuevo boceto de Trump, después de una semana de modelado y de mostrarles fotografías a varias personas cercanas, se sintió satisfecho con el trabajo e hizo una reproducción en resina blanca.

“A finales de noviembre mi primo Alberto visitó México, vino a la Boda de mi primo Esteban, al emprender el regreso a Nueva York y fue cuando le entregó su trabajo en resina para ser llevado a las oficinas de Donald J. Trump.

“El busto de resina fue dejado en la Torre Trump en Nueva York acompañado con una carta donde explicaba mi intención de ofrecer mi trabajo al Sr. Trump. Recordando que lo había visto en el concierto de Roger Waters y que él mencionó que si algo le gustaba de mi obra, la compraría”.

El escultor, comentó que un par de meses y en enero del 2011, estando en el Hotel Villa Florida en Córdoba recibió una llamada de Thuy Colaico, asistente personal del Sr. Trump. “Me explicó que al Sr Trump le había gustado mi retrato y que deseaba adquirirlo, me cuestionó en cuanto al tiempo de entrega y le comenté que me llevaría un mes en terminar el busto de bronce. Me dijo que llamaría en un mes para fijar la cita con el Sr. Trump”.

Detalló que un mes después recibió otra llamada de Thuy, era viernes y le dijo que Trump lo esperaba el próximo martes en su oficina en Nueva York.

Previo a su cita con el magnate, recordó que su primo le dijo que no saludara de mano al señor Trump, ya que le gustaba el protocolo japonés donde el contacto físico es prácticamente nulo.

Foto: Propiedad del escultor

“Alberto llegó por mi y desayunamos en un café atendido por mexicanos, después nos dirigimos a la Trump Tower y al llegar armé el carrito de postres el cual aún conservo, subí el busto y lo cubrí con el cubre pies de la cama del hotel”.

Asimismo, agregó que llegaron al piso 26 de la Trump Tower, fueron recibidos por Thuy Colayco, los saludó cortésmente y le entregó un sobre con un cheque como pago de sus servicios.

“Nos dijo que solo podríamos saludar a Mr. Trump por 5 minutos ya que tendría una reunión con los escoceses para ver algo de un campo de Golf. Le pregunté si nos podíamos tomar una foto con él y contestó que si él lo permitía seguramente no habría problema”.

El entrevistado manifestó que ya en el despacho Donald Trump fijó la mirada en él y dijo, ‘’entonces tú eres el genio’, yo agradecí el cumplido de forma inmediata y comenzamos a hablar de finanzas y política”.

Posteriormente, pasaron a la mesa de juntas y Donald Trump pidió a Thuy entrara para ver la escultura, la develaron alizado un gran trabajo escultórico.

“Pasamos a la mesa de juntas y pidió a Thuy entrara para ver la escultura, la develaron frente a él y el primer gesto de Trump fue de aceptación”.

“Thuy salió de la oficina y nos tomamos unas 22 fotos con él y fue amable al posar sentado junto a su retrato en bronce, me llamó la atención un cartel en el piso con su fotografía que decía Trump for President, leadership 2012”.

Por ultimo, señalo que fue ahí, cuando de forma cortés se despidió dándoles la mano a todos, un par de meses después se le pidió a través de Thuy las fotos que tomaron, la sorpresa se la llevó cuando devolvió las fotografías autografiadas junto con una carta donde reconoce la calidad de mi trabajo.

Bernardo Luis, se hizo famoso, luego de que tiraran la estatua de Vicente Fox, y que le rompieran la mano, misma que le obsequio a Carlos Loret de Mola, reparo la estatua y ahí sigue colocada frente a la playa San Ana en Boca del Río.

Tiene varias estatuas a lo largo del boulevard de Boca del Río, en el trienio del alcalde panista Francisco Gutiérrez de Velazco, hizo cerca de seis estatua que adornan el boulevard.

También hizo la estatua de Porfirio Díaz, en Orizaba, misma que amenazaron con tirarla sin lograrlo, pero fue polémica, la estatua permanece custodiada día y noche ante la posibilidad de que le hagan algo.