Escenifican “La mujer no hace milagros”

6 abril 2016 | 9:06 hrs | Ana Martina Ortiz León | Arte y Cultura

obra

Xalapa, Ver.- Aunque está casada con Alejandro, Victoria cree estar enamorada de Roberto. Roberto se ha convertido en el Cupido entre Raúl y Herminia. Herminia ha roto varios corazones, pero a quien ella quiere parece no estar interesado en ella sino en su hermana Victoria.

Los enredos corresponden a “La mujer no hace milagros”, dramaturgia de Rodolfo Usigli y dirección de Roberto Benítez. El montaje se presentó dentro del Festival del Día Mundial del Teatro que lleva a cabo la Facultad de Teatro de la Universidad Veracruzana en diversos foros artísticos.

La sala de una casa es la escenografía que enmarca las acciones de los nueve personajes, cinco mujeres y cuatro hombres, unas con más apariciones y otros con intervenciones esporádicas como Elsa, la prima de Victoria, Bernardo, Herminia y Ricarda Rosas; o bien una aparición fugaz como la de Fernando, uno de los tantos enamorados de Herminia.

Roberto Dávila, un joven apuesto, tímido, honesto y pasional, irrumpe en la vida de la familia Rosas para confundir a Victoria y a Herminia. La primera no sabe si quiere a su esposo Alejandro, por lo que comienza una relación epistolar con Roberto; de lo único que está segura es su desagrado por la comida que ella misma cocina.

obra 1

La segunda se va a casar con Mario, pero rompe para hacerle caso a Raúl por consejos de Roberto y Fernando reaparece para ofrecerle matrimonio.

En medio de una reunión familiar, una noche Victoria decide abandonar a su esposo en compañía de Roberto ante el escándalo de su madre, la señora Rosas, y el asombro de sus hermanos. Herminia no soporta más y revela que en realidad ama a Roberto.

Al saber que Victoria se refugió en casa de la prima Elsa, la señora Rosas, Alejandro y Herminia salen de escena. La madre quiere dialogar con su hija; el esposo tiene la intención de recuperar su honor buscando al hombre que le arrebató a su pareja; y la hermana busca a Roberto para prevenirlo de los propósitos de su cuñado.

Ricarda nunca se cambia de ropa y siempre dice un comentario mordaz de las distintas situaciones que se desarrollan. Los primos Bernardo y Elsa están enamorados.

obra 3

En la escena final, Victoria reaparece para aclarar confusiones y sentimientos, confesando que sí está enamorada de su esposo y que Roberto en realidad ama a Herminia. El beso de Herminia y Roberto culmina la puesta en escena con exclamaciones de aprobación del público.

Las actividades del Festival del Día Mundial del Teatro continúan hoy con las obras “Escritores, personajes y ficciones”, en el Foro Torre Lapham a las 17 horas; “Hikari: una poderosa máquina de velocidad”, en Área 51, a las 18:30 horas; y “No tiene nombre”, en Teatro La Caja, a las 20:30 horas.