Escándalo en la NFL: Tom Brady conocía el fraude de los balones desinflados camino al Super Bowl

Tom Brady
7 mayo 2015 | 14:40 hrs | Agencias | Meta


Según la investigación de la NFL, el quarterback estrella Tom Brady estaba al tanto de que se hacía trampa con balones desinflados en la final de la AFC de la temporada pasada entre su equipo, los New England Patrtios, y los Indianapolis Colts.

La NFL confirmó que 11 de 12 balones estaban por debajo del límite permitido. En un escrito de 243 páginas, reveló que no estaban inflados entre 12,5 y 13,5 libras por pulgada cuadrada, como exige el reglamento.

Ésa es la principal, y muy dura, conclusión que se extrae del informe que Ted Wells, el investigador contratado por la liga, presentó sobre el caso conocido como Deflategate, la polémica que saltó antes del Super Bowl.

Wells hizo público su trabajo y acusó al jugador más famoso del mundo. Según su investigación, Jim McNally, encargado del vestuario de los Patriots, y John Jastremski, asistente de equipamiento del equipo, participaron en una acción deliberada para quitar aire de los balones después de que estos fueran examinados por los árbitros.

El documento también afirma que Brady sabía lo que hacían los dos hombres con la presión de las pelotas del partido. De hecho, se citan mensajes de texto entre ambos en los que charlan sobre cómo Brady quiere los balones menos inflados.

También aparece un texto de un correo de Ryan Grigson, general manager de los Indianapolis Colts, en el que dice que es bien conocido en la liga que los Patriots desinflan ilegalmente los balones porque es como los quiere Brady. Y se va hasta el año 2004, cuando se denunció a New England por incluir balones de entrenamiento en medio de los partidos.

El agente de Brady, Don Yee, dijo que el resultado del informe es “una decepción importante y terrible”. El empresario opinó que el documento de Wells “contiene errores importantes y trágicos” y habló de una posible “operación encubierta” de la Liga y los Colts.

Mientras que el entrenador de los Patriots, Bill Belichick, y el dueño de la franquicia, Robert Kraft, quedaron exonerados por demostrarse que no tenían conocimiento alguno de lo sucedido, Brady está en problemas.

Roger Goodell, comisionado de la NFL, decidirá la sanción que será impuesta a los tres señalados por Ted Wells. Lo que suceda con McNally y Jastremski sólo les importa a ellos y sus allegados. Lo que suceda con Tom Brady puede alterar la temporada 2015 de la NFL y su leyenda como deportista.