Entrega Pemex otro contrato amañado a Maclovio Yáñez

Maclo
27 octubre 2014 | 13:35 hrs |

POZA RICA.- Aunque el Órgano Interno de Control en Pemex Exploración y Producción echó atrás la asignación del contrato número 424014801 por casi 700 millones de pesos a favor de la empresa SEPEC CTS, SA de CV, propiedad de Maclovio Yáñez Mondragón, la paraestatal puso trabas a las empresas qe ganaron el fallo de inconformidad, para limitar su libre participación y favorecer de nueva cuenta al exsubdirector de la Región Norte de Pemex Exploración (PEP), pese a que otorgó un irrisorio porcentaje de descuento del 1 por ciento, cuando las demás ofrecían hasta el 10 por ciento.

En documentos en manos de NORESTE se revela que el 3 de octubre de 2014, la Secretaría de la Función Pública (SFP), mediante el Órgano Interno de Control del PEP, resolvió fundada la inconformidad promovida por la empresa Dynawinch Services de México SA de CV en contra de la segunda y última junta de aclaraciones de la etapa de precalificación, relativa a la licitación pública internacional con TLC número  18575004-519-13, convocada para la contratación de los “Servicios, equipo y herramientas para optimizar la productividad de los pozos del Activo Productivo Aceite Terciario del Golfo y/u otros de la Región Norte”.

Dicho proceso de inconformidad fue promovido por la empresa Dynawinch Services de México al considerar que los requisitos establecidos en la licitación de Pemex fueron amañados para beneficiar a la empresa de Maclovio Yánez.

Entre las irregularidades del proceso de licitación, el PEP limitó la libre participación de las empresas  con requisitos que hacían incosteable su aplicación.

Uno de ellos especifica que “Todo el equipo y maquinaria propuesto en el Anexo ‘E-1’ (requerida para los trabajos) deberá ser propiedad del licitante”, y aunque la empresa inconforme solicitó a la convocante que permitiera la adquisición de equipos mediante “Carta Compromiso de Compra-Venta” o en su defecto el arrendamiento de equipos mediante “Carta Compromiso de Arrendamiento”, en una clara muestra de beneficiar a la empresa del exfuncionario federal.

Otro requisito amañado es el que especifica que “El licitante deberá presentar la maquinaria y equipo, los cuales deberán estar disponibles en la base de operaciones propuesta por el licitante en la ciudad de Poza Rica, (o zonas cercanas en distancia no mayor a 100 km de la ciudad mencionada).” y asimismo que “PEP realizará una inspección física de la maquinaria y equipo propuestos por el licitante en el Anexo “E-1” posterior a la fecha de entrega de documentación en la etapa de precalificación, los cuales deberán estar disponibles en la base de operaciones propuesta por el licitante en la ciudad de Poza Rica, (o zonas cercanas en distancia no mayor a 100 km de la ciudad mencionada)”.

Ante esto, se solicitó a la convocante se elimine este requisito de la verificación física de los equipos durante el periodo licitatorio porque dicha licitación es internacional, y el solicitar que los equipos estén disponibles para una revisión física dentro del territorio mexicano hace que pierda el carácter de licitación internacional convirtiéndola en nacional.

Asimismo, el que haya una revisión física limita la participación de las empresas, ya que eleva altamente los costos para la elaboración de la propuesta, por consiguiente no es conveniente participar porque no hay igualdad de condiciones, al tiempo que es un requisito imposible de cumplir ya que no es posible trasladar los equipos para su revisión, sin la certeza de ser adjudicados por el contrato, refirieron representantes de la empresa inconforme.

Según Dynawinch Services de México, con este requisito se competiría en condiciones desventajosas contra SERVICIOS PETROLEROS DEL CENTRO, S.A. DE C.V. que actualmente ya tiene dichos equipos en la Región.

Pese a esto, PEP no eliminó el requisito y de esta forma limitó la participación de empresas.

Otro requisito tendencioso especificaba que “El licitante deberá contar con base de operaciones en la ciudad de Poza Rica o zonas cercanas en distancia no mayor a 100 km de la ciudad mencionada. El licitante deberá presentar copia certificada ante notario público del título de propiedad de la base de operaciones (en caso de ser propiedad del licitante) o del contrato de arrendamiento”, sin embargo al exigir que para efectos de precalificación se cuente con una propiedad o contrato de arrendamiento resulta violatorio en una licitación internacional, pues dicha exigencia implicaría un sinnúmero de gastos para dichas empresas, inclusive para las nacionales.

Ante ello, se le solicitó a Pemex que se aceptara una carta compromiso de que en caso de resultar ganadores en el presente proceso licitatorio las empresas se obligan a instalar una base de operaciones, pero la solicitud fue rechazada.

En otro requisito, se requería que “Para el caso de documentos del extranjero deberán ser apostillados o legalizados por consulado con traducción simple al español”, el cual tuvo la clara intención de limitar a empresas nacionales y extranjeras, ya que ni siquiera la autoridad competente exige los apostillados para ingresar el equipo en el país, y como no se requiere para el ingreso del equipo al territorio mexicano, la documentación nunca estaría apostillada porque no se realiza el apostillado de la misma.

Este punto también tiene la clara intención de limitar la libre participación de las empresas o beneficiar a un licitante determinado, pues resulta ser un requisito innecesario y no contribuye en beneficio de la mejor ejecución del contrato, además que no está contemplado dicho requisito en la Ley de Petróleos Mexicanos, en su Reglamento, ni en las DAC’S, ni en la demás normatividad aplicable. Para acreditar la propiedad de los equipos, no debe ser exigible dicho requisito.

Y otra de las trabas fue que “El licitante deberá presentar copia certificada ante Notario Público de las facturas del equipo y maquinaria propuesta en el Anexo E-1” y de “los contratos y sus catálogos de conceptos respectivos”, requisito que eleva el costo para preparar la licitación y no es recuperable, y el que se requieran copias certificadas no es común en los procesos licitatorios, ni tiene fundamento legal alguno.

Y tras realizarse la segunda y última junta de aclaraciones para seleccionar a un nuevo ganador de la licitación pública internacional TLC 18575004-519-13, de nueva cuenta el PEP benefició con el contrato a la empresa SEPEC CTS, SA de CV.

Queja de diputado federal

El coordinador de Movimiento Ciudadano (MC) en el Congreso de la Unión, Ricardo Monreal Ávila, ya había denunciado públicamente la red de corrupción al interior de Petróleos Mexicanos (Pemex), e incluso exigió se investigara la asignación de contratos a esa empresa y otras afines para beneficio de la familia Yáñez, pero nada ha ocurrido.

En su momento, Monreal Ávila aseguró que “Oceanografía es la punta del iceberg de corrupción y tráfico de influencias de los gobiernos” y que en la región norte de Pemex Exploración y Producción (PEP) se están enriqueciendo los funcionarios, al entregar licitaciones amañadas a unos cuantos, en especial a Maclovio Yáñez Mondragón, primo de o Amado Yáñez, socio mayoritario de Oceanografía, la empresa que defraudó a la paraestatal por miles de millones de pesos.

El legislador federal precisó que la familia Yáñez ha sido beneficiada por funcionarios corruptos de Pemex con contratos millonarios entre 2012 y 2014.

Resaltó que “mientras a algunas compañías se les suspende el contrato y a otras se les da terminaciones anticipadas, el ex subdirector de la Región Norte de Pemex Exploración (PEP), Maclovio Yáñez Mondragón se beneficia de la corrupción al interior de la paraestatal, puesto que arbitrariamente resulta beneficiado en el otorgamiento de licitaciones públicas, lo cual le permite tener garantizado su pago hasta el 15 de junio de 2016, según el fallo de la licitación pública internacional con TLC No. 18575004-579-12”.

Al respecto, indicó, “el diario NORESTE del Estado de Veracruz ha informado de manera puntual sobre una situación preocupante para la economía de la citada entidad federativa, sobre todo en lo que tiene que ver a Poza Rica, puesto que pese a que en la Región Norte de Pemex Exploración (PEP) carece de suficiencia presupuestaria para el pago de contratistas y proveedores desde 2012, ello sólo se aplica a la mayoría de las compañías, porque para algunas otras no hay ningún pago retrasado ni estimaciones pendientes de pago, como el caso de SEPEC CTS, SA de CV, propiedad de Maclovio Yáñez Mondragón”.

Resaltó que la empresa de Yáñez Mondragón es beneficiada con contratos multimillonarios, preparados específicamente para que su empresa gane el proceso de licitación correspondiente, al poner trabas a las demás empresas, ahora bajo el cobijo de Plácido Gerardo Reyes Reza, subdirector Región Norte de PEP, como en su momento lo hizo Antonio Narváez, entonces encargado de despacho de la subdirección Región Norte de PEP, quien amasó una fortuna con base en las dádivas de sus socios, el exsubdirector, Maclovio Yáñez Mondragón, al descalificar a las demás compañías participantes en las licitaciones, pues se les buscan errores para adjudicarle los contratos”.

Con la entrega del contrato número 424014801, de la licitación internacional TLC número 18575004-519-13, a Maclovio Yáñez Mondragón, se beneficia de forma tramposa al exfuncionario, pues hay que recordar que “su empresa por segunda ocasión se beneficia con un contrato millonario. El primero fue el 24 de diciembre de 2012, cuyo fallo recaído a la licitación pública internacional con TLC No. 18575004-579-12, la compañía de su propiedad, SEPEC WELL SERVICES, S.A. DE C.V., obtuvo un contrato por 49´500,000.00 U.S.D. (Cuarenta y nueve millones quinientos mil dólares americanos 00/100 U.S.D.) pagaderos en moneda nacional, lo que equivale a casi 700 millones de pesos)”.

Así, en poco más de un año (entre diciembre de 2012 y enero de 2014) SEPEC WELL SERVICES, SA de CV, PETRODATA SERVICES, SA de CV y SEPEC CTS, SA de CV, todas propiedad de Maclovio Yáñez, han resultado triunfadoras en los procedimientos de licitación con TLC números 18575004-579-12 y 18575004-519-13, lo cual atenta contra la naturaleza jurídica de toda licitación pública, sea nacional o internacional.