Enorme socavón desaparece calle en comunidad de Papantla

Los vecinos han intentado rellenar con tierra, pero con el paso del tiempo se ha ido haciendo más grandes el agujero

Preocupa a vecinos de la comunidad Arroyo del Arco un enorme hoyanco que se ha formado en la calle y pese a que lo han rellenado con tierra, se vuelve a hundir, sin que las autoridades papantecas intervengan. Foto: Noreste.
10 noviembre 2017 | 10:33 hrs | José Cárdenas

Papantla, Ver.- Un enorme socavón se ha formado sobre una de las calles principales de la comunidad Arroyo del Arco, donde a pesar de que han lo han rellenado con tierra en repetidas ocasiones, nada ha funcionado, por lo cual los habitantes siguen teniendo este enorme problema.

Esto sucede en la calle Emiliano Zapata de la citada localidad, donde el hoyanco se inició desde meses atrás, pero nadie le ha hecho caso, a pesar del riesgo que representa para las familias que habitan en las inmediaciones.

El hundimiento callejero está afectando las viviendas vecinas, cuyas paredes muestran fisuras. Foto: Noreste.

De acuerdo con Delfina Cortes Hernández, quien vive enfrente de la afectación, dijo que de forma repentina la calle comenzó a colapsar; primero ellos intentaron rellenar con tierra, pero con el paso del tiempo se fue haciendo más grandes el agujero, hasta que dejaron de circular las unidades y sólo hay paso peatonal por una orilla.

“No sabemos qué pasó; únicamente se abrió este enorme hueco y aunque pedimos ayuda a Pemex, sólo vinieron a tomarle fotos y nunca pasó nada; a pesar de que los vecinos lo han rellenado varia veces, se ha vuelto a hundir, por lo que ahora se cerró la calle para evitar algún accidente”, explicó la vecina.

Los vecinos están alarmados por este raro fenómeno, ante lo cual han preferido cerrar la calle para evitare algún accidente vehicular. Foto: Noreste.

Agregó la afectada que su casa y la de otras seis familias se han visto dañadas con fracturas en las paredes de las viviendas, pero al no encontrar ninguna respuesta de Pemex o del Ayuntamiento, decidieron ellos mismos repararlas ante el temor que puedan colapsarse.