Enfermedad X, la desconocida epidemia que la Organización Mundial de la Salud teme

La OMS actualizó su catálogo de patologías prioritarias.

13 marzo 2018 | 10:02 hrs | Hipertextual | Redacción

La Organización Mundial de la Salud ha actualizado su catálogo de patologías prioritarias, llamadas así porque requieren una especial atención al poner en riesgo la salud pública debido a su potencial epidémico y a la falta de medidas para prevenir y tratar su contagio. Entre los trastornos que ha incluido recientemente se encuentran viejos conocidos como el ébola, el síndrome MERS o la fiebre hemorrágica Crimea. Pero la OMS también habla de una desconocida epidemia a la que ha denominado enfermedad X.

“La enfermedad X representa el conocimiento de que una epidemia grave a nivel internacional podría ser provocada por un patógeno desconocido hasta la fecha que cause una patología en humanos, y así el Plan de I+D busca explícitamente habilitar una preparación transversal que también sea relevante para una enfermedad X desconocida en la medida de lo posible”, explica la Organización Mundial de la Salud en un comunicado. Es la primera vez que la entidad incluye una patología genérica en su catálogo de prioridades sanitarias, que estableció inicialmente a finales de 2015.

“La historia nos dice que es probable que el próximo gran brote sea algo que no hemos visto antes”, explicó John-Arne Rottingen, director del Consejo de Investigación de Noruega y asesor de la OMS, al diario The Telegraph. “Puede parecer extraño agregar una ‘X’, pero debemos asegurarnos de prepararnos y planificar de manera flexible en términos de vacunas y pruebas de diagnóstico. Queremos ver plataformas ‘plug and play’ desarrolladas que funcionen para cualquiera, o para un gran número de enfermedades; sistemas que nos permitirán crear medidas paliativas a gran velocidad”, añadió.

La inclusión de la enfermedad X no supone que exista una epidemia desconocida que ya esté causando un grave problema de salud pública. Con esta medida, la Organización Mundial de la Salud pretende ampliar las iniciativas de investigación para tener en cuenta que, además de los patógenos como los virus del ébola y de la fiebre de Crimea Congo, puede haber otros posibles causantes de futuras epidemias. La OMS también ha destacado el enfoque de “Una sola salud”, un concepto que hace referencia a la necesidad de aunar esfuerzos entre la medicina humana y la veterinaria con el objetivo de concienciar acerca de la dependencia entre las patologías que afectan a las personas y a los animales. Ese es el caso, por ejemplo, de las zoonosis, unas enfermedades que afectan a otras especies pero que pueden transmitirse a los humanos, como sucede en el caso de la rabia o de la triquinelosis.

Dentro del catálogo de epidemias prioritarias, los expertos han descartado incluir otras patologías relevantes para la salud pública como la infección por VIH, la tuberculosis, la malaria, el dengue o la fiebre amarilla. Según explica la OMS en su metodología, aunque estas enfermedades suponen un peligro epidemiológico ya existen iniciativas de investigación para desarrollar pruebas de diagnóstico, vacunas o tratamientos y políticas públicas de intervención para frenar su propagación.