Encontré a Ampudia

13 octubre 2017 | 9:41 hrs | Gilberto Haaz Diez

*En la vida y en la política, como en el ajedrez, a veces hay que ofrecer tablas. Camelot.

Muy de madrugada, horario en que uno echa la meme, a la una y pico, tiempo del centro del país, diría un meteorólogo, encontré a Ampudia. Mi teléfono comenzó a sonar, vibraba y lo espié amaneciendo, por aquello de mira que ya amaneció y ya los pajaritos cantan. Había escrito en mi columna de ayer de Enrique Ampudia Mello, y de si alguien sabía por dónde andaba. No fui lejos por la respuesta, era un mensaje en WhatsApp de él mismo. Decía: “Hola querido Gilberto. Te leí hoy. Soy Enrique Ampudia. Siempre eres querido y respetado. De mi parte siempre pendiente de nuestro querido Veracruz. Y de los grandes amigos como tú. Dios nos bendiga. Un abrazo y gracias siempre. Y tres siempre asu!, asu! Y tres querido reasu!”. No sé dónde ande, y tampoco me gusta preguntarles. Ni qué hace, algunos lo ubican con Osorio Chong y otros con José Antonio Mid o Videgaray, codeándose con los picudos. La última vez que nos vimos fue en Veracruz, hace unos años comimos en el restaurante de Siles, ‘Mardel’, el que da al mar (El mar. La mar. El mar. ¡Sólo la mar! ¿Por qué me trajiste, padre, a la ciudad? ¿Por qué me desenterraste del mar?, se quejaba el poeta  Rafael Alberti). Después de esa comida nos despedimos, hasta ayer supe de él.

 RUMBO A XALAPA

 Partí ayer temprano por la deteriorada, mala y cara autopista de Capufe, que si el presidente Peña Nieto tuviera compasión de nosotros, los que la recorremos y está como el rey tojo: Tojodida,  en manda de castigo debía enviar al inútil secretario del socavón, Gerardo Ruiz Esparza, ese mismo que no quiso renunciar cuando todo México le pedía su renuncia, a que la transitara en un auto pequeño y viera las condiciones horribles en que la tienen, aunque esté en reparación, y el peligro de los miles de doble tráileres que la circulan. Atrás quedaron los días de 1994, cuando el presidente Salinas vino, la inauguró junto a Colosio, que lo traía al lado, y con Chirinos, que lo placeaba para que Dante Delgado lo conociera, porque Dante ya había vendido su amor a Miguel Alemán Velasco, pero ya saben ustedes como son los presidentes. Cuando se lo acercó a Dante, Salinas le dijo: “Te presento a Patricio, él será tu sucesor”. Y Dante dijo: “yes ser, mi presidente, me leyó el pensamiento”. Llena de hoyos y de baches, uno circula como se puede. He tomado al regreso la parte vieja de Cuitláhuac, allí me desvío so pena de permanecer en un atorón unas dos horas en ese tramo de Veracruz-Córdoba, que está para el llorar. Una más, anoche mismo se desgajó un cerro pegadito al Puente de Metlac, y mejor irnos por el camino bello de Fortín, donde Yunes incautó un rancho a JDO y ahora andan viendo quién reclama las cosas, como en venta de garaje. Pero nadie ha llegado al reclamo, o sea, son para los veracruzanos.

 LA COMIDA OPIPARA

 Fui a una opípara comida de una paella de unos amigos, donde había buena comida y buen ambiente. En un lugar bello por Coapexpa, después de recorrer Las Ánimas, hermoso fraccionamiento de la Familia Fernández Ávila-Camacho, donde hace rato extrañamos al buen Manolo, a quien no veo desde aquella cena que le hizo en su bella casa jalapeña, al legendario Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, un hombre que cuando partió del PRI y crearon el Frente Democrático Nacional, después conocido como el PRD, con Porfirio Muñoz Ledo, Ifigenia, González Guevara y otros próceres hombres que decidieron dar el salto no al vacío, aún batalla en las canchas políticas. Llevaba un libro de su autoría, que presentó al otro día en la mañana en un salón de la Universidad Veracruzana (UV), donde esa misma mañana llegó a cuadrársele la rectora Sara Ladrón de Guevara, quien llegó ligerita al desayuno en el hotel Fiesta Inn, y le llevó a su staff de trabajo, esa noche platicamos de todas las peripecias de su caminar. De un hijo, Lázaro, a quien vi un día en Washington y guardo una foto de recuerdo con él, el exgobernador de Michoacán, el día que anduve en una gira y allá exiliado vive en el estudio, relato para un día de estos.

En la comida ayer, al terminar ya entradita la noche partí de regreso con el Jesús en la boca, porque treparse a esa carretera de la muerte, sabes que te metes, pero no sabes si llegas, muy peligrosa por su pavimento.  En Twiter conocí de la victoria de los Yankees de Nueva York. Los mulos de Manhattan, esos legendarios que viven adorando a Babe Ruth, a Lou Gehrigh, a Mickey Mantle y Roger Maris, la doble Eme, cuando bateaban en ese orden al bat, uno tras otro, daban los jonrones de espaldas con espaldas (back to back), en ese Yankees que perfila a la Serie Mundial, para corroborar eso del béisbol: ‘No hay nada más serio que el béisbol, todo lo que necesitas saber está allí: tiene éxitos y fracasos, momentos de compañerismo y momentos de soledad, y tiene un fin, no un reloj, como en otros deportes, sino tiene un fin’.

 BIENES RECUPERADOS

 El gobernador Yunes Linares exhibió en rueda de prensa, ante los Medios y su Facebook y Periscope en vivo, desde Palacio de Gobierno y con su staff de funcionarios, la relación de Bienes Recuperados, debo decir que buena parte de ese dinero anda ya trabajando en las carreteras veracruzanas, lo vi con mis propios ojos que no mienten, en la desviación a Cardel, para la zona norte, vi cerrado un tramo que ya compone la SIOP, al igual que la otra gran obra del Xalapa-Coatepec, que encementan de primera, 8.2 kilómetros, con esa lana recuperada. Y en Fortín, muy cerca del Faunito, que vale, dijo, 45 millones de pesos, y venderán en cuanto se pueda, las máquinas trabajan. Las deterioradas carreteras veracruzanas, al fin les meten las manos y las máquinas. Algo bueno. La página, para quienes quieran ver esos bienes, es: www.veracruz.gob.mx/finanzas/bienesrecuperados/, por si quieren entrarle a la compra. Hay que llevar cash, no se fía. Como letrero de tiendita de abarrotes: ‘Hoy no fio, mañana si”.   

*Esta es opinión personal del columnista