Descartan asesinato de Cándido Ríos sea por ejercicio periodístico

El subsecretario de Derechos Humanos reconoció en el mecanismo se debe hacer un análisis y una autocrítica sobre la eficacia que tienen las medidas de seguridad para los comunicadores

Foto: web
23 agosto 2017 | 14:32 hrs | Valeria Marcial

Xalapa, Ver.-El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob) Roberto Campa Cifrián descartó que la ejecución de Cándido Ríos Vázquez sea en relación al ejercicio de su profesión, pese a que el pasado 13 de agosto a través de sus redes sociales denunció públicamente actos de corrupción de políticos en la zona.

Afirmó la Segob mantiene total comunicación con la Fiscalía General de Veracruz desde el momento que se conoció el incidente, sin embargo a menos de 24 horas del asesinato, afirmó todos los indicios apuntan a que el ataque está vinculado con una persona y escoltas, no con el periodista.

Por su parte, la subprocuradora de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE), Sara Irene Herrerías Guerra, indicó se inició la carpeta de investigación con el fiscal Jorge Winckler, por instrucciones del titular de la dependencia Ricardo Sánchez Pérez del Pozo.

Este miércoles el subsecretario de DDHH Campa Cifrián sostuvo una reunión con integrantes de colectivos de búsqueda de desaparecidos en oficinas centrales de la Fiscalía de Veracruz.

En entrevista negó que el mecanismo de protección a periodistas sea un fracaso, toda vez que, aunque en el caso de Cándido era parte del programa, reiteró su asesinato fue por otros motivos.

“No no es un fracaso, ustedes conocen la situación”, atajó.

Señaló el análisis de riesgo que se hizo desde 2013, inicialmente cuando se da la incorporación de esta persona (Cándido Ríos) al mecanismo, estaba vinculada a amenazas de la autoridad municipal, explicó.

“Me parece que lo que sucedió ayer no tiene que ver con el análisis de riesgo del periodista. Tiene que ver con el análisis de riesgo de otras personas que perdieron la vida también en el evento de ayer”, destacó ante cuestionamientos de prensa.

El subsecretario de Derechos Humanos reconoció en el mecanismo se debe hacer un análisis y una autocrítica sobre la eficacia que tienen las medidas de seguridad para los comunicadores.

Cándido Ríos tenía seis cámaras instaladas en casa, contaba con chapas de seguridad, había también un botón de asistencia (pánico) todo -dijo- vinculado con el riesgo del periodista.

Por último, descartó que se haya hecho un mal trabajo en la zona donde ocurrió el asesinato, luego de que se dio a conocer, que en el lugar de los hechos se habían presuntamente “olvidado” casquillos.