En este lugar de Perú el 38% de las mujeres son explotadas sexualmente

La Pampa, el epicentro de la minería ilegal del país es también un foco de abusos y prostitución

14 octubre 2017 | 10:44 hrs | El Comercio

En La Pampa, las niñas no tienen derecho a jugar, las adolescentes no pueden escoger qué profesión van a seguir y las madres deben renunciar a ser madres. Esta localidad de Madre de Dios, hoy convertida en el epicentro de la minería ilegal en el Perú, es poco menos que el infierno para cualquier mujer.

En julio de este año, la policía rescató a ocho jóvenes (dos de ellas menores de edad) de esta zona, específicamente en el sector Tres Fronteras, ubicado a la altura del kilómetro 98 de la vía Interoceánica. Allí, las improvisadas calles de arena están flanqueadas por hostales y cantinas muy precarios, los llamados ‘prostibares’.

Las ocho jóvenes son solo algunas de las tantas víctimas de explotación sexual en La Pampa; jóvenes que –según el Ministerio Público– suelen tener entre 16 y 18 años de edad y provienen de zonas rurales.

En este lugar, cuando no son explotadas, las mujeres simplemente desaparecen. Eso habría sucedido con la joven boxeadora Aymée Pillaca, de 24 años, quien viajó a Puerto Maldonado en enero del 2016 y cuyo paradero no se conoce hasta hoy. Su familia cree que fue asesinada por una mafia de trata de personas, luego de que Aymée rescatara a una niña que era abusada en un campamento de mineros ilegales.

Salud Precaria

“La recogí así, sangrando. ‘Echa el asiento de mi carro como camilla’, le dije. Se quejaba de dolores, pero no tenía remordimiento. […] Me pidió que la llevara a una clínica cerca al hospital de Santa Rosa. No quería ir allí. ‘Me van a denunciar porque el aborto no está permitido’, me dijo”. Este es el testimonio de una obstetra de la Dirección Regional de Salud de Madre de Dios, quien labora cerca a La Pampa.

Sigue leyendo más en: El Comercio