En disputa terrenos de colonia Astral

300 familias están a la espera de que obtener certidumbre jurídica

En algunos predios ya fueron edificadas viviendas, aunque muchas permanecen sin ser habitadas. Foto: Noreste.
11 noviembre 2016 | 10:34 hrs | Misael Olmedo

Poza Rica, Ver.- Un total de 311 terrenos se encuentran en disputa de la colonia conocida como Astral, ubicada en los límites de Los Sauces y Prensa Nacional, debido a que dos grupos buscan escriturar espacios en los que ya fueron construidas viviendas.

Ciertas irregularidades y esta problemática originaron que la regularización de los espacios ante Patrimonio del Estado se encuentra detenida, siendo más de 300 las familias que están en espera de obtener certidumbre jurídica sobre predios en los que algunos ya pagaron hasta 12 mil pesos.

La dirigente del comité de esta colonia, Blanca Lilia Cruz Carrillo, negó las acusaciones en su contra en relación a la supuesta venta y reventa de terrenos, destacando que continúan gestionando ante Patrimonio del Estado para iniciar lo más pronto posible la contratación de cada espacio.

Explicó que formó parte del grupo Primavera, cuyo propósito era regularizar la situación de los terrenos, sin embargo, tras detectarse ciertas irregularidades varios de los integrantes optaron por retirarse y hacer gestiones por cuenta propia, luego de que quien cuestionaba y solicitaba cuentas claras fuera expulsada.

Entre las irregularidades que detectaron, comentó, se encuentra la venta y reventa de terrenos hasta en 12 mil pesos, cobros por 600 pesos para realizar un estudio socioeconómico a familias de escasos recursos, cuotas por diferentes conceptos, desde faenas hasta la introducción de maquinaria pesada para realizar limpieza del área, entre otras.

A decir de Cruz Carrillo, un grupo de vecinas del sector están a la espera de que el ayuntamiento emita una solicitud a Congreso del Estado para posteriormente iniciar el trámite de contratación.

Recalcó que desafortunadamente muchos de los interesados en obtener un terreno solamente han sido engañados y utilizados con fines políticos, algunos ya involucrados en procesos legales por el reclamo de dueños originales.

Cabe destacar que en el lugar no existen servicios básicos, aunque en los espacios que han sido delimitados ya se observan viviendas, algunas de block y ladrillos, otras de madera con láminas, pero no todas están habitadas.