El turismo arrollador

1 agosto 2017 | 8:54 hrs | Gilberto Haaz Diez

*La libertad de expresión es el fundamento de los Derechos Humanos, fuente de la humanidad, madre de la verdad. Camelot.

En esta zona de las altas montañas, no dejó de llover. Aunque hay que recordar que cada que llueve, escampa. La semana pasada salió el sol y pegó un duro calor, lo que permitió que la gente se movilizara. El Cerro del Borrego lo anillaron nubes en su derredor. Amanecí muy poeta. Como dijera Federico García Lorca: ‘La mañana está clara / los hogares humean, y son los humos brazos / que levantan la niebla’. Asomo a mi balcón a las 8 de la mañana. Días vacacionales donde en Orizaba, el Teleférico ha vuelto a funcionar y ayer domingo pululaban turistas como nunca, esta es un ciudad bella, peatonal, con parques gratuitos, con lugares históricos donde se asienta el Museo de Arte del Estado, que un día el gobernador Dante Alfonso Delgado Rannauro, con un poco de la ayuda de don Agustín Acosta Lagunes, otro gobernador, se hicieron no solo de los ‘Diegos’ Rivera, sino de muchas obras de valía. Acosta guardaba la lana y ejercía la compra como Marchante de Picasso. Lo digo porque los hoteles lucieron al cien por ciento, y si no, al menos andaban en un 90. Veracruz recibe turismo. Orizaba, por igual. En L Orbe tomé un café con su dueño, Pepe Aranda, me daba un parte de ocupación. En las mañanas, suelen verse a turistas desayunar, atendidos por Manuel Pavón, el camarero que allí lleva 23 años sirviendo y atendiendo con amabilidad. Ciudad limpia, que es ejemplo en el estado. Raymundo Reynoso, funcionario del Ayuntamiento, presumió que la Feria de la Cerveza (Bierfest), en su tercera edición, llegaron muchos turistas  bebiendo con moderación, evento en el Parque Bicentenario. 63 expositores de cervezas con 160 etiquetas regionales, todo un éxito.
AQUEL PELOTERO PANISTA
 Rolé el sábado por Veracruz-Boca del Río, dos ciudades que son como hermanas, que la próxima administración será gobernada por dos panistas, de la tribu de Yunes papá, Humberto Morelli y Chikinando (Fernando Yunes). Un tiempo (1994), cuando llegó el locochón pelotero a la bola, batiriba, tiriba, Roberto Bueno Campos, el primer alcalde panista de oposición, le entró el Donald Trump que llevaba dentro y puso una especie de Muro balín, una frontera creada en su coco maligno, para diferenciar Boca del Río con Veracruz, que la gobernaba un priísta, y le hacía fuchi. Aquí comienza Boca del Río, decía como fedayín entre la Franja de Gaza. Eso se ha terminado, esa zona los Yunes la patentaron como franquicia de Mc Donald, y han ganado y ganarán (presumen) las elecciones que les pongan. Al menos, las dos pasadas fueron a la buchaca panista. Hay tantos Yunes en la esfera política, que algunos se tendrán que ir descartando, al menos los que pierdan, como Héctor, aunque el senador jura y perjura por la Virgen de Los Pinos y la parte que le toca de Soledad de Doblado, de donde es nativo el que era su primo querido, ahora ya no, que él será el candidato, como Mitterrand, por la segunda vuelta, pero en el cuartel del desaparecido Pepe Yunes, dicen que nanáis, que ya le toca, como dijera el ínclito Sansores: ‘El que ya bailó, que se siente’. Fui a un restaurante de carnes argentino de Plaza Andamar, aquello parecía carnaval, todas las mesas llenas, hicieron su agosto este fin de semana, los estacionamientos, repletos de autos, me cuentan que el pasado fin de semana Veracruz-Boca rompieron record en ocupación y en servicios de restaurantes. Qué bueno por los empleos. En tiempo de Crisis, el Turismo es lo máximo, no por algo el secretario de Peña presumió que ya somos 8avo lugar Mundial, algo para presumir. 35 millones de turistas internacionales llegaron a nuestra patria, y de allí pasamos del noveno al octavo. Lo único malo de nuestro turismo, sigo con lo mismo, es la horripilante y mala autopista de Capufe, la verdad no nos merecemos ese camino de terracería, donde, a veces, uno hace de Veracruz a Orizaba cuatro horas y media. Por los descuidados mantenimientos del secretario del socavón, Gerardo Ruiz Esparza, esteta de la corrupción, según le llamó la revista Proceso, que al día de hoy goza de cabal salud. Quitando ese gran inconveniente, las plazas el sábado estaban atiborradas, las tiendas de ropa, en su venta extraordinaria, las ofertas a la vista, en Américas crearon una nueva zona que les ha revitalizado, tuvieron que ponerse vivos porque la de enfrente, Andamar, les quitaba la clientela. Pero esa nueva sección de alimentos y tiendas nuevas donde hay una pizzería para niños y adultos, les revitalizaron. Tienen un pequeño problema, también, en la zona del café Don Justo (ojo Manolo), no han puesto los protectores solares al techo y cuando tomas café pareces que estas en la playa, con un calor del demonio. Vengan y visiten Veracruz, donde vayan encuentran buenas cosas, buena atención y lugares extraordinarios.
Visítenos: www.gilbertohaazdiez.com
*Esta es opinión personal del columnista