El son jarocho ya traspasó fronteras: Laura Rebolloso

En la ponencia-taller magistral que tituló “El son jarocho y la polimetría”, Laura Rebolloso mencionó que actualmente viven cientos de jaraneros en las ciudades estadounidenses

Foto: Noreste
29 mayo 2017 | 10:26 hrs | Ana Martina Ortiz León

Xalapa, Ver. -“Ya no pienso en el son jarocho como una música regional porque ya rebasó las fronteras y eso lo acabamos de ver una vez más con el fandango transfronterizo que se celebró este sábado 27 de mayo en varias ciudades del país y de Estados Unidos”, exclamó la maestra Laura Rebolloso durante su participación en el Segundo Foro Estudiantil de Etnomusicología.

En la ponencia-taller magistral que tituló “El son jarocho y la polimetría”, Laura Rebolloso mencionó que actualmente viven cientos de jaraneros –muchos de ellos de origen veracruzano– en las ciudades estadounidenses de Santana, Chicago, Portland, Oregon, Nueva York, Texas y San Diego, entre otras, donde fomentan esta tradición musical.

Foto: Noreste
Foto: Noreste

Otro ejemplo de la universalidad de este género, que en gran parte se debe a que “es familia, comunidad y horizontalidad”, se manifiesta en los jaraneros que un día del año se reúnen frente a la Torre Eiffel para tocar sones jarochos, a semejanza de quienes bailan tango en este símbolo emblemático de la cultura francesa.

Las ocho jaraneras y leoneras que la acompañaron en el taller demostraron que el papel de la mujer es igual o más importante que el de los hombres y no de adorno como lo era en la década de 1950, una hipótesis que Randall Kohl comprobó en su estudio acerca del mercado laboral del son jarocho en Xalapa.

Foto: Noreste
Foto: Noreste

El taller concluyó con un fandango –entre improvisado e intencionado– por las interpretaciones de los sones “El cascabel de Yuri” y “La Bamba”, con los que Laura Rebolloso involucró a todos los asistentes, músicos o no, a cantar, zapatear en la tarima y, sobre todo, a crear patrones rítmicos con las palmas de las manos.