El Peje en Tierra Blanca

22 enero 2018 | 8:57 hrs |

Por Gilberto Haaz Diez

 

*Tener razón demasiado pronto es lo mismo que equivocarse.
Camelot.

Convertido en un ruso, y aprendiendo ese idioma para que, cuando llegue Putin, que no es putín, pueda en su idioma hacer los mejores convenios de presidente a presidente, Andrés Manuel López Obrador, conocido también como Manuelovich, llegó a la Cuenca. En Tierra Blanca se acompañó de su ChikiCuitláhuac, de la futura secretaria de Energía, Rocío Nahle, del dirigente estatal, el panzón Manuel Huerta Ladrón de Guevara, ese que solapaba al candidato perdedor en Tierra Blanca, un Diácono que amenazaba al periódico Crónica y a la Radio XHJF y aseguraba el muy macuarro que, cuando fuera alcalde, cerraría los dos medios. No mamy blue. No pudo porque no llegó de alcalde. Perdió. Por prepotente, y gacho. En el parque Juárez llegó como un Rock Star, ya camina como Obama y se contonea como Michael Jordan al encestar, con paso triunfador. Se sabe arriba de las encuestas (15 puntos) y anunció que en su Facebook publicaría otras, donde a Meade la Margarita Zavala lo lleva abajo. Su caso acusado de rusofóbilo, ya llegó hasta las Naciones Unidas (ONU), el Canciller ruso, Sergey Lavrov, dice que ni lo conoce, pero que se lo presenten y está dispuesto a venir a México a verle de cerca. Como Fidel Castro, Manuelovich habló cerca de una hora ante una multitud que le sigue ferviente como a su Mesías. Como Moisés, extendió los brazos y abrió los mares. Allí le quieren. Habló que va a impulsar la producción petrolera, mas ahora que en Tierra Blanca se encontró un yacimiento muy perrón, confió que en lugar de exportar, como en Dos Bocas, 1 millón 200 mil barriles diarios de petróleo, aquí los podamos procesar para ser autosuficientes en gasolinas. El yacimiento encontrado, llamado Ixachi, es el más grande hallado en campos terrestres, aunque luego al pueblo no le llega el beneficio. Una vez en Poza Rica tuvieron el pozo petrolero más grande del mundo, el Faja de Oro, el pueblo siguió pobre hasta la fecha, solo se enriquecieron los directivos de Pemex y los corruptos líderes sindicales. Andrej asegura que en abril o mayo, como las cerezas de los hermanos Carrión, le van a intentar meter la Perestroika o Pejestroika (Notiver dixit), cuando vean que ni Anaya ni Meade le alcanzan, asegura estar preparado para aguantar esa embestida de Tsunami y quizá entonces sí, pedir ayuda al ruso y bailar el Kasatschov, como lo hacían los grandes bailarines rusos ukranianos, con las manos cruzadas y brincando casi de sentaderas, con las nachas casi tocando al suelo, y el vodka al lado, lógico.

Y YUNES EN CARDEL
Temprano el viernes pasé por Cardel. Por poco me encuentro al gobernador Yunes, no coincidimos por horas. Yo entré a un restaurante Manantial, donde se hacen los mejores chocomiles del mundo, y él entró a la matriz, la que se ubica frente al parque, a eso de las 3:45, iba con Julén y el Chapito, nada de comitivas imperiales, pocos acompañantes, supe desde que entró al gobierno que les prohibió a sus secretarios y subsecretarios y alabarderos verlos en los picudos restaurantes donde, en el pasado, asegura él mismo, en una comida se gastaban de 40 a 300 mil pesos, cuando le pegaban al vino Vega Sicilia, cuya botella vale de 6 a 8 mil pesos, dependiendo el cliente. Anda en un programa carretero, el libramiento para no pasar Cardel ya está terminado, ese ya lo recorrí y quedó bien. Inauguró, aunque no lo recorrí, el de Cardel-Chachalacas, que bueno, los caminos veracruzanos están pésimos. Retorné por la noche para encontrar un tapón de una hora en la mugre autopista de Capufe, kilómetro 23, allí vi el video del gobernador de un paraíso ecológico llamado Diada La Mancha, en Veracruz, extraordinario, un desarrollo ecoturístico empresarial que ahora mismo veo en su página en Internet. Diada es el término sobre la dinámica de los grupos sociales pequeños. Es una maravilla, lo pueden ver en el Facebook del gobernador, un paraíso donde habrá gran desarrollo turístico-ecológico, siempre en respeto a la Naturaleza. Luego se reunió con los alcaldes de la zona y con su Gabinete, reunión fructífera de proyectos y trabajos. Andaban los de todos los partidos, así debe ser, ir con el góber para que los apoye en obras, como él mismo lo hace cuando se va a México a ver al paisano, José Antonio González Anaya, en Hacienda, que le han visto salir contento cantando esa rola de: ‘ya se va la rama muy agradecida, porque en esta casa fue bien recibida’.

ROGELIO FRANCO / JORGE FLORES LARA
Por asuntos de la patria, y de los quehaceres de gobierno, supe y me enteré de un acto justo. Sucede que en esta zona de las altas montañas, estaban retirando los permisos o concesiones a gente que vive de su trabajo honesto y que tienen sus puestecitos en las escuelas, o Técnicas o primarias. Alguien alertó al secretario Rogelio Franco Castán, y este a su vez contactó al profesor Jorge Flores Lara, subsecretario de Educación Básica del gobierno de Veracruz y atajaron el problema y le encontraron solución. Situación que se les agradece. Es el fruto de las alianzas que se hicieron, cuando Yunes Linares pactó con el PRD y Rogelio ahí va, metiéndole velocidad a esa secretaría donde ataja los que luego puedan ser conflictos sociales. Se reconoce.

www.gilbertohaazdiez.com