El Papa canoniza a dos palestinas religiosas

17 mayo 2015 | 12:51 hrs | Agencias

El Papa Francisco ha canonizado este domingo en la Plaza de San Pedro de Roma a dos mujeres palestinas, un episodio sin precedentes, pues, según han explicado los expertos en las Santas Escrituras, no se recuerda un suceso así desde los tiempos de los primeros apóstoles.

La canonización ha tenido lugar días después del cordial encuentro que el Papa Francisco y el primer presidente de Palestina, Mahmud Abbas, mantuvieron en el Vaticano y en el que el Santo Pontífice le transmitió en primera persona el reconocimiento ‘de facto’ del Estado palestino.

La ceremonia, en la que se ha santificado a Marie Alphonsine Danil Ghattas, fundadora de las Hermanas del Más Sagrado Rosario de Jerusalén; y a Maryam Baouardy, fundandora de un convento carmelita en la ciudad cisjordanda de Belén, ha contado con la presencia del propio Abbas, y del Patriarca latín de Jerusalén, Fuad Twal, quien elogió la labor del Papa a la hora de ayudar a las comunidades cristianas de Oriente Próximo.

“La hermana Baouardy, aunque humilde e iletrada, fue capaz de dar asesoramiento y explicaciones teológicas con toda claridad, como resultado de un diálogo continuo con el Espíritu Santo, y significó un instrumento de encuentro y comunión con el mundo musulmán”, destacó durante la homilia el Papa, quien describió a Ghattas como “un ejemplo de la mansedumbre y de la unidad, al entender la importancia de hacernos responsables de los demás y vivir al servicio de ellos”.

Visita de Abbas al Vaticano
El Papa Francisco recibió este sábado en el Vaticano al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, del que dijo que es “un ángel de la paz”. La visita de Abbas a Roma se produce después del reconocimiento del Estado de Palestina por parte del Vaticano.

Abbas fue recibido en la Biblioteca del Palacio Apostólico, donde Abbas regaló unas reliquias y un rosario al Papa, que le correspondió con un ejemplar de su exhortación apostólica ‘Evangelii Gaudium’ en inglés, y una medalla.

“Es símbolo del ángel de la paz que destruye el espíritu maligno de la guerra. He pensado en ti, que eres un ángel de paz”, afirmó Francisco al entregarle la medalla a al líder palestino.