El otro Fidel

3 noviembre 2015 | 19:31 hrs | | Filiberto Vargas Rodríguez

Algo debe tener Fidel Kuri que despierta pasiones y polariza a quienes lo conocen.

Su llegada a la dirigencia estatal del PRI, en la Secretaría de Organización, ha provocado airadas reacciones, especialmente entre aquellos que buscan en cada gesto, en cada decisión de Javier Duarte, el pretexto para atacarlo.

Fidel Kuri es diputado federal, lo mismo que el Presidente del PRI en Veracruz, Alberto Silva Ramos. Ya antes había ocupado una curul en San Lázaro. Fue en 2009, cuando fue compañero de bancada del hoy Gobernador Javier Duarte, pero también del hoy senador José Yunes Zorrilla.

Durante su campaña para ser nuevamente legislador federal, Fidel Kuri tuvo el respaldo de los dos senadores priistas.

El pasado 23 de mayo del presente año, en Orizaba, Pepe y Héctor Yunes acudieron a manifestarle su apoyo al candidato Kuri Grajales y, según las crónicas periodísticas, “le hicieron saber que los tendrá como aliados en la cámara alta del Congreso de la Unión para apoyarlo con propuestas e iniciativas que pueda generar beneficios a los municipios que componen su demarcación”.

José Yunes Zorrilla expresó que Fidel Kuri es “un político como pocos, que no tiene temor de enfrentarse a las adversidades que se pueden tener en política, cuando se tratar de defender los intereses de los habitantes de su distrito”.

Por su parte, Héctor Yunes comentó que con la candidatura de Fidel Kuri “los partidos tanto PRI como PVEM demostrarán su fuerza política en el distrito porque el trabajo del propio empresario respalda a estos dos organismos que lo tienen de candidato”.

Incluso en fechas más recientes, en el pasado mes de septiembre, Fidel Kuri organizó en Orizaba una celebración sorpresa para el senador Pepe Yunes, con motivo de la cercanía de su cumpleaños.

Al tomar la palabra, el político peroteño hizo especial énfasis en su relación con el diputado federal por Orizaba, de quien dijo: “Tuve la oportunidad de ser Diputado con Fidel Kuri hace seis años, ahora tiene la representación política de este distrito y hará un buen papel, no tengo la menor duda”.

La fama de Fidel Kuri es de un personaje rudo, directo, de mecha muy corta, pero incondicional como político. Tiene una fuerte estructura política en Orizaba y municipios aledaños, y se dice que goza de una muy holgada situación financiera.

Es propietario del club Tiburones Rojos de Veracruz, que participa en la Liga MX, la más alta categoría del futbol profesional en México.

No está peleado con Pepe, ni con Héctor Yunes. Seguramente sobre él dirán algo muy parecido a lo que han dicho sobre Beto Silva. “No tenemos ningún problema con él, sólo que consideramos que no era el momento ni las condiciones para su llegada al partido”.

En el periódico Imagen de Veracruz, en el puerto, en la columna “Off The Record”, se publicó hace unos días: “Lo cierto es que Pepe Yunes vio con ‘buenos ojos’ la llegada de Fidel Kuri Grajales a la Secretaría de Organización del Comité Directivo Estatal del PRI. No hay ninguna objeción del peroteño, quien sabe que el diputado federal trae el visto bueno de Manlio Fabio Beltrones”.

El comentario fue retomado en el portal Crónica del Poder.

Así pues, las plumas que pretendan generar otro motivo de ruptura entre los senadores y Javier Duarte, ahora a través del secretario de Organización del PRI en Veracruz, estarán volviendo a tropezar.

El llamado a la unidad de la militancia priista en la entidad va en serio.

¡Ay de aquellos que no lo quieran ver así!