El otro café político

13 noviembre 2016 | 13:53 hrs |

El OTRO CAFÉ POLÍTICO

POR JESÚS VÁSQUEZ PINO

El Cierre de Gobierno en Veracruz termina muy mal con aroma de violencia dejando para la historia los actos de la corrupción cometido por el desequilibrado Javier Duarte de Ochoa. Se perdió el mandato de Gobierno y el pueblo se abalanzó al poder. Nuestra mala imagen en el país con graves señalamientos .Un pobre Veracruz sin recursos financieros a la par del cambio de estafeta de un nuevo gobernante lleno de venganza y sediento del poder.

Todo se sabe de Duarte, fue señalado con elementos de prueba que lo persiguen pero su herencia a la pobreza del quebrando financiero que Flavino Ríos no sabe de dónde tocar para la millonaria deuda que cobija a la corrupción de sus funcionarios.

En pleno conflicto político de Veracruz el nuevo mandatario veracruzano Miguel Ángel Yunes no ubica la realidad que tiene frente a su mandato de dos años, sabe que no existen recursos en dinero y que la Federación del Presidente Peña Nieto tendrá que ser su aliado para resolver los pagos x pagos.

La movilización de los Alcaldes que exigieron el pago inmediato de sus recursos enviados de la Secretaría de Hacienda es justa y de gran apoyo. Lo malo la manipulación de Miguel Chico Yunes y de Anaya el líder del PAN. Los proyectos políticos muy personales son el reflejo de pasar encima de todos para la obtención de sus posibles candidaturas, al Gobierno de Veracruz y la Presidencia de la República.

La violencia en Catemaco fue rebasada y Flavino cierra muy mal con esos personajes de la política que lo quieren enviar al exilio y fuera del contexto de más cargos de elección popular.

El Congreso local de Veracruz ya se dividió con Fracciones Parlamentarias de bajo nivel al debate de la venganza. Tienen la encomienda de enjuiciar al Gabinete Duartista y cuando puedan legislar favor de sus electores, del pueblo que los llevo a la Tribuna Mayor de Veracruz.

No existe equilibrio en el mandato de Veracruz, se gobierna con la indiferencia de que ya se van, ya termino.

Para los nuevos que recibirán la administración de Gobierno con el mensaje de llevar a la cárcel a quienes desfalcaron al estado Veracruzano.

Serán dos años de más persecución política, no veremos un crecimiento financiero tampoco el abatimiento a la pobreza.

Será el gobierno de la desgracia financiera con un pueblo temeroso de más secuestros, robos, la falta de oportunidades.

La sed de venganza está a la vista de políticos que seguirán amansando los proyectos personales al poder absoluto.

Falso Mesías entre nosotros y un desequilibrado mental en fuga que desde arriba recibe la protección de no abrir la boca de lo que sabe, de lo que pudiera dañar al mandato de Enrique Peña Nieto.

Vienen un 20017 de cambios de nuevas autoridades municipales y el Gran proyecto de la Gubernatura de seis años que irá de la mano a la candidatura dela Presidencia de la República que cuida a Veracruz por el voto corporativo que le servirá al tricolor en su tiempo, es de ellos, de nadie más.

La calma tendrá que regresar a Veracruz, que el corazón y mente de quienes gobiernan al estado sea el de la honestidad.

Pero para los que toman las riendas del Veracruz sea el ejemplo claro de la trasparencia despojándose de los “Proyectos en familia”. La democracia deberá de permanecer entre nosotros. ES TODO.