El negocito petrolero de unos cuantos

24 enero 2018 | 12:22 hrs |

Por Miguel Ángel Cristiani G.

En la gira que realizó este martes por el estado de Tabasco, el presidente Enrique Peña Nieto ordenó apuntalar la economía en los llamados estados petroleros -Tabasco y Campeche- pero no se refirió a Veracruz.

Pero además, en su mensaje el presidente estimó que será hasta dentro de cinco a 10 años, cuando a partir de la implementación de la reforma energética, el país recupere la capacidad de producción petrolera que tuvo en el pasado.

Reconoció que la industria petrolera nacional ha venido decayendo por el agotamiento de varios de los yacimientos, en especial, por la disminución en la producción de Cantarell, lo que afecta a entidades que basan su economía en esta industria, porque nada es para siempre y nos tocó vivir esta realidad.

Informó que hoy estamos produciendo menos, dos millones de barriles de petróleo al día de lo que un solo yacimiento en el pasado nos daba. Sólo Cantarell producía dos millones de barriles de petróleo diarios. Hoy sólo produce 200 mil, es un yacimiento que se fue agotando, “porque nada es para siempre”.

Y nos tocó vivir esta realidad, y le tocó vivir esa realidad a Tabasco, le tocó vivir esa realidad a Campeche, entidades que tienen una actividad económica muy concentrada en la actividad petrolera, evidentemente sufrieron aquí una merma y un perjuicio para su población. Se perdieron empleos.

Nuevamente, el presidente Peña Nieto volvió a ignorar en su discurso al estado de Veracruz, no obstante que hace unas semanas, había dado a conocer que en nuestra entidad se localizó el más rico yacimiento petrolero en nuestro país, que supuestamente volvería a permitir el despegue de la industria.

Aunque precisamente, en las redes sociales circula un dato muy interesante, respecto a la llamada reforma energética, que ahora permite la asociación con empresas petroleras extranjeras y es que se asegura que en Texas existe la refinería Deer Park, pocos mexicanos saben que Pemex es 50% dueño de esa refinería, le pagó a Shell 11 mil millones de dólares en el sexenio de Salinas de Gortari, es la 6a. Más grande de EEUU, con capacidad de 360 mil barriles diarios.

El único detalle es que, aunque Pemex pagó por esta refinería, no recibe un peso de ganancia porque estas las maneja PMI (Pemex internacional) y desvía el dinero a paraísos fiscales.

Se estiman ganancias para México de 2 mil millones de dólares anuales.

Nada despreciable y se maneja como caja chica de la mafia en el poder. Muy pocos mexicanos lo saben y sus ganancias nunca llegan.

Con solo vender el 50% de participación que son 11 mil millones de dólares, se podrían construir en México 3 refinerías modulares, que son las más actuales, en solo 2 años y quedarían 5 mil millones de dólares para dejar al 100% las que ya tenemos y estaríamos surtiendo el mercado nacional al 100%, dejaríamos de exportar petróleo y se procesaría aquí donde el costo de producción es de $4.50 pesos por litro de gasolina.

En la actualidad, como no somos autosuficientes en la producción de las gasolinas, esas que cada rato va aumentando de precio, se tienen que importar, principalmente de Estados Unidos y por eso vemos en el puerto de Tuxpan, los buques petroleros descargando que regresan la gasolina ya procesada para abastecer al centro del país.

Porque la otra refinería que supuestamente se habría de construir en la administración de Felipe Calderón, nada más quedó en un simple proyecto, porque cuando se quiso empezar a construir se toparon con graves problemas que obligaron a abandonar ese propósito.

Como se recordará, se montó todo un espectáculo, en el que participaron varios gobernadores, entre ellos Fidel Herrera Beltrán, quienes presentaron los argumentos para que la refinería se construyera en su entidad, pero al final, casualmente se decidió por hacerla en el centro del país, aunque nunca se construyó.

Preguntaría Pancho López el filósofo de mi pueblo ¿para qué construir una nueva refinería, cuando ya se tiene una en Estados Unidos, que deja millones de dólares en ganancias, aunque ese dinero no llegue a los bolsillos de los mexicanos, sino de unos cuantos, que ahora gracias a la reforma energética, hasta ya deben de tenerla escriturada a nombre de alguna empresa?

¿Y las cámaras de diputados y senadores estarán enteradas de todo eso?

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

En Twitter: @bitacoraveracru

Blog: http://bitacorapolitica.com

Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es

*Esta es opinión personal del columnista.