El mes se fue (inversiones en Veracruz)

1 diciembre 2017 | 9:51 hrs | Gilberto Haaz Diez | Gilberto Haaz Diez

«La democracia nació en Atenas cuando Solón anuló las deudas que los pobres habían contraído con los ricos».  Camelot

Se fue el mes de noviembre, y también Octubre, el de las lunas más hermosas. Se va el año, muy rápido, como el viento del norte que pega en nuestras tierras. Llegan a Veracruz nuevas y grandes inversiones. Hace unos días inauguraron en el bulevar el restaurante de hot cackes, I Hop, donde un maloso con su celular logró fijarles en las teles, sitio que  había muchas familias desayunando, unos videos pornográficos, y eso paró los pelos de punta de papás y mamás y les hizo tapar los ojos a los niños pequeños. Me dicen los que saben de estas tecnologías, que uno puede meterse a las televisiones caseras desde el celular y cambiarles lo que están viendo. Bien dijo Einstein, «¡Triste época es la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio». Y otra: “¿Por qué esta magnífica tecnología científica, que ahorra trabajo y nos hace la vida más fácil, nos aporta tan poca felicidad? La respuesta es esta, simplemente: porque aún no hemos aprendido a usarla con tino”. Una inversión mas que se anunció, un hotel nuevo y bello, el AC Marriot, en el bulevar Ruiz Cortines. Hace meses comenzaron su construcción. Está entre dos caminos de las dos plazas de importancia. Andamar y Plaza Américas. Hotel de playa. En ese sitio, cuando lo inauguraba el gobernador Yunes Linares ante los empresarios de origen judío, habló de meterle una lana al WTC para ponerlo a la altura de la zona, aquel que fue creado en regímenes priístas y que, cuando llegó el gobernador de las estrellas, Miguel Alemán Velasco, le metió 300 millones de pesos y su secretario de Finanzas, el cordobés Juan Felipe Aguilar de la Llave, se jalaba los pocos pelos que le quedaban, porque era mucha lana. El tiempo le dio la razón a Alemán, le puso escaleras eléctricas, amplió zonas de estacionamiento, aire acondicionados en todos lados, muy ad hoc (¿Qué demonios será ad hoc?), salones de conferencistas amplios. Es uno de los más bellos del país, y solo es una lástima que el exgobernador Alemán no traiga aquí su evento de negocios que hace cada año, donde invita al presidente a inaugurarlo.

 YUNES EN EL CONGRESO

 El gobernador Yunes llega al Congreso con una maleta cargada de propuestas, para que los y las legisladoras, apunten y, si están de acuerdo, la traten en el Pleno y la hagan ley, porque mi palabra es la ley, diría José Alfredo. Yunes cambia fechas, como la liguilla. Pide con razón que los alcaldes no necesiten 7 meses para tomar posesión, al igual que el gobernador, que se rasca la panza seis o siete meses mientras el que perdió, como fue el caso pasado, le siembra de espinas el camino, donde el que se iba le andaba regalando todos los bienes, y poniendo muros y muros, mientras la vida seguía igual. Aunque ya había un ganador. Quiere Yunes que en 2021 todas las elecciones, quitando las del presidente de la República, se unan en una sola fecha, que haya solo una elección, y se ahorren el dinero, que mucho se gasta. Bueno el no, porque los Yunes son marros, todos, hasta los rojos. Pide quitar ediles, cosa que no le hicieron caso los alcaldes ni el Congreso, porque eso es la base de las componendas entre los sectores políticos, reducir los ediles es necesario, tienen muchos y todos cobran, y caro. Orizaba es un ejemplo, aquí un día con lápiz y goma borraron muchos, que solo cobraban.

 ESE FUERO

 Quitar el fuero a gobernador, alcaldes y diputados y hasta a los boleros del parque, que se enteran de los chismes mientras se bolean los funcionarios y habla y hablan por celular, para que los boleros pasen el chisme. El Fuero es una petición nacional. Así como la eliminación de los plurinominales. Si eres acusado, pides licencia al cargo y te vas a defender como cualquier hijo de vecino, si sales limpio, regresas a tu trabajo, decía Yunes. Todo en traje oscuro, camisa blanca y corbata azul. Atrás quedaron los días en que las corbatas rojas y las vestimentas de las damas eran de ese color brillante. Hoy el azul reina sobre la faz de la tierra veracruzana. Allí estaba todo el Gabinete pleno. Los y las secretarias. Lo vi por Periscope, luego se quebró la señal, se le cayó el sistema, como a Bartlett. Presentes, los mirones, los pide-chambas. Se ignoraba si asistían los diputados de Morena, luego uno de ellos tomó la palabra. Esa mañana el mismo gobernador, ante Ciro Gómez Leyva, cuando el comunicador preguntó la opinión sobre la diputada de Morena, Rocío Nahle, que pedía un Comisionado de Seguridad para Veracruz, por la ola de violencia. Dijo Yunes a Ciro que la Nahle extrañaba a Duarte, porque la trataba con mucho cariño, tradúzcase signo de pesos. Antes de entrar a las preguntas y respuestas de los diputados, anunció el gobernador que el día de ayer, con el apoyo de la PGR, habían recuperado 40 millones de pesos, que servirían para meterle ese dinero al hospital de Poza Rica, cantidad que se suman a los 720 millones del Fondo de Bienes Recuperados, donde también dijo que el otro rancho de Valle de Bravo, va cayendo poco a poco, como las barajas en la mesa de póker. Comenzaron las preguntas y respuestas, anuncian a un diputado de Morena. Se dan un tirito. Menos mal, es la casa de los congresistas y todos deben ir, los hunos y los hotros, por parafrasear a Unamuno. Unos aplauden, reconocen lo que se ha hecho en casi un año, los suyos. Otros, critican desde el otro lado del puente. El gobernador que poco duerme, cumplió así una propuesta de él mismo, ir ante los Diputados y responder lo que preguntaran.

La vida es así. La democracia -lo dijo Churchill-, es la peor forma de gobierno, a excepción de las demás.

www.gilbertohaazdiez.

*Esta es opinión personal del columnista