El lunes 19 de febrero inician las Jornadas Xalapeñas

El que Xalapa haya sido la cuna de Antonio López de Santa Anna es para Sabino Cruz algo que los habitantes deben aprovechar y vender

Foto: Facebook Jornadas Xalapeñas
13 febrero 2018 | 18:48 hrs | Ana Martina Ortiz León | Arte y Cultura

Xalapa, Ver.- A escasos tres años del primer centenario del Estridentismo, movimiento artístico que surgió el 31 de diciembre de 1921 en la ciudad de Xalapa, y “en pleno registro de candidatos electorales la ciudad convulsionara entre la admiración y el odio por el villano favorito de México: Antonio López de Santa Anna”.

Con estas frases la Academia del Mal y los Provocadores de la Historia, conformada por abogados e historiadores de la Ciudad de las Flores, invita a que el público asista a las Jornadas Xalapeñas que se llevarán a cabo del 19 al 25 de febrero y en las que uno de los espectáculos principales es el montaje de la obra “Dicen que me parezco a Santa Anna… ¡y ni guitarra tengo!”, bajo la dirección de Paola Izquierdo.

Para contextualizar la importancia de este personaje tan controvertido y señalado por la historia oficial como vende patrias, Ángel Rafael Martínez Alarcón dijo que Antonio López de Santa Anna nació en febrero de 1794 en la calle de Xalapeños Ilustres y que ha sido “el único héroe de la historia de México que participó como militar del Ejército Realista y después en el Ejército Insurgente, fue gobernador de Veracruz y once veces presidente de la República entre 1833 y 1855”.

A pesar de que alrededor de su figura se ha forjado toda una leyenda negra –agregó– “todos los lunes en las escuelas primarias, secundarias y de bachilleres entonamos el himno nacional que él convocó en 1854. A Santa Anna, de carne y hueso, con sus lados negativos y positivos, lo debemos releer porque la historia del siglo XIX mexicano no se puede entender sin saber quién fue y qué hizo”.

El que Xalapa haya sido la cuna de Antonio López de Santa Anna es para Sabino Cruz algo que los habitantes deben aprovechar y vender, “porque las autoridades ni los cronistas lo van a hacer, pero nosotros podemos hacerlo y dejar de ver las cosas blancas y negras, buenas y malas”.

Foto: Facebook Jornadas Xalapeñas

Además de rescatar la esencia de este personaje, las Jornadas Xalapeñas tienen por objetivo impulsar el desarrollo social de Xalapa, reactivar su economía y ser “una oportunidad histórica que obligara a todos a reexaminar al odiado Xalapeño”. Para ello el programa incluye las siguientes actividades:

Lunes 19 de febrero, 18:00 horas
El Cine Club de la Universidad Veracruzana exhibe la cinta de Felipe Cazals: Su alteza serenísima.

Martes 20 de febrero, 18:00 horas
El juicio a Santa Anna y la presunción de la inocencia. Académicos e historiadores y abogados charlarán sobre la culpabilidad o traición a la patria por el General Santa Anna.

Miércoles 21 de febrero
La Academia del Mal y los Provocadores de la Historia harán presencia en acto cívico en la casa donde nació el polémico personaje.

Jueves 22 de febrero
Concierto musical “Un clarín de guerra”
Un rescate y difusión de la música mexicana del siglo XIX, en los tiempos del General Santa Anna, resultado de la investigación del pianista y musicólogo Juan Ramón Sandoval, quien además las interpreta en vivo.

Viernes 23 de febrero
Obra de teatro “Dicen que me parezco a Santa Anna… ¡y ni guitarra tengo!”
Teatro del Estado. Funciones 17:00 y 20:30 horas
Acosado por fantasmas del Siglo XIX, el Gran Chilacáyotl, un distraído espiritista, materializa a Antonio López de Santa Anna, quien está cansado de que lo tachen de traidor, vende patrias, persona non grata y jugador empedernido.

Solicita una audiencia pública para limpiar su nombre, aunque sea tantito. Aprovechará esta oportunidad para compartir con el respetable público su propia versión de los hechos acerca de la Guerra de Texas, de sus once experiencias en el trono (la silla presidencial, pues) y de algunas muchachas que iluminaron la luz de sus ojos cuando sentía frío el corazón.

Provocará la compasión del Auditorio y removerá las sensibles fibras patrióticas del espectador, todo con el fin de que dejen de compararlo con algunas personalidades de la vida pública del país, que aunque le caen bien, no le ayudan a pasarla bomba en su descanso eterno.

El actor que lo encarna –Isaac Pérez Calzada– tocará algunos sones jarochos tradicionales, con los cuales solía deleitarse el “Seductor de la Patria”.

Foto: Facebook Jornadas Xalapeñas