El Hip Hop, alternativa laboral para jóvenes xalapeños

Este género musical se ha convertido en una industria cultural y creativa que emplea a alrededor de 200 personas dedicadas a su producción y difusión

28 diciembre 2017 | 18:59 hrs | Ana Martina Ortiz León | Arte y Cultura

Xalapa, Ver.- A dos décadas de la irrupción del Hip Hop en la escena xalapeña el sociólogo Ulises Chiprez reconoce que este género musical se ha convertido en una industria cultural y creativa que emplea a alrededor de 200 personas dedicadas a su producción y difusión.

“Lo interesante aquí es que ya no es un distractor para los adolescentes, dejó de ser un hobby para convertirse en una alternativa laboral para muchos jóvenes xalapeños: desde el chico que se sube a cantar en los camiones con su bocina hasta los que producen pistas y discos u organizan eventos en los que invitan a músicos de otras ciudades”.

Por el interés común en este movimiento musical urbano Ulises Chiprez y otros amigos en la década de los 90 comenzaron a reunir todo tipo de imágenes y documentos de las distintas intervenciones que se han hecho en la ciudad, acervo que actualmente rebasa el número cinco mil entre fotografías, videos, carteles, flyers y postales.

“Durante el Encuentro Hip Hop: Convivencia por la paz, que se realizó a principios de diciembre, presentamos en el espacio Obra Negra una selección de 50 fotografías que hemos tomado a lo largo de más de 20 años y en las que se muestran claramente la evolución de este género musical; para empezar la gama de colores era otra y las técnicas no eran digitales, además de que los carteles se imprimían y ahora es común que éstos sólo se difundan en Internet”.

Otros cambios de esta evolución son los modismos en inglés con los que los jóvenes se dirigen entre sí en el interior de la comunidad y muchos poseen o cursan carreras universitarias. “Ya no son gente de barrio como cuando yo practiqué el rap en los 90, ahora muchos raperos tienen posibilidades económicas como para producir sus discos”, asegura Salvador Ponce, otro organizador del Encuentro Hip Hop: Convivencia por la paz.

Añade que la popularización del Hip Hop se debe también a que sus practicantes no necesitan una formación musical previa ni invertir miles de pesos en instrumentos.

“Ser rapero es relativamente fácil porque con unos micrófonos chidos y una computadora ya puedes armar tu estudio de grabación casero, además de que en Internet encuentras muchas pistas que ya son clásicas. Claro que dentro de esa simplicidad también hay cierta complejidad en cuanto a pensar cómo vas a combinar tus pistas con las letras de las canciones y que haya cierta armonía”.