El ‘hijo de puta’

1 marzo 2018 | 22:08 hrs | Javier Roldán Dávila | Javier Roldán

Ahora resulta que son corruptos pero… de buenos modales

No cabe duda que la degradación de la PGR parece no tocar fondo, es el mejor ejemplo de la debilidad institucional del país.

El hecho de filtrar un video con audio, de la visita de Ricardo Anaya a una de las sedes de la Procuraduría General de la República, es una muestra del uso perverso de la institución.

En el referido documento visual, se puede captar que alguien espeta un ‘hijo de puta’, en alusión al fiscal que atendió a los frentistas. En seguida, la prensa oficiosa desató a sus jaurías para adjetivar al candidato presidencial por la soez expresión.

Sobre el asunto cuatro reflexiones:

Salvo que sea para aclarar un delito y/o un accidente, los videos de las cámaras de vigilancia no deben ser exhibidos, son una flagrante violación a la privacidad.

Se supone que sólo se graba imagen, no audio, por lo que comprobamos que la PGR actúa como Big Brother, habrá que comunicarse con ‘recaditos’ cuando se visite la institución.

Además, mentarle la madre a todas las autoridades, es un deporte nacional, en todo caso, le allegan adeptos al ‘nuevo peligro para México’ en que han convertido a ‘Little Richard’.

Se espantan los tecnócratas cuando AMLO ‘manda al diablo  las instituciones’, pero ellos, los de las buenas costumbres, suelen ‘pegarles en la madre’ para quedar impunes.