El futbol femenino de México triunfa en la televisión

El partido entre el Pachuca y el América (1-1) hace historia al ser transmitido por la TV. Al estadio asistieron 24.024 aficionados

29 agosto 2017 | 8:46 hrs | El Pais

Todo ha llevado su tiempo. La liga femenina de México consiguió que una cadena de televisión transmitiera uno de los mejores partidos, el Pachuca-América. Fue por TV restringida; sin embargo, ha sentado un precedente en un torneo que cada semana gana adeptos. El partido terminó en un empate 1-1.

El fervor por el fútbol femenino empezó con la asistencia. Los aficionados han pedido ver a sus futbolistas. Los clubes, en primer lugar, les cedieron sus canchas de entrenamiento para realizar los juegos oficiales. Algunos equipos visionarios como Pachuca, Monarcas Morelia, León, Cruz Azul, Tijuana y Tigres prestaron sus principales estadios. Luego la mayoría, por iniciativa o presión, han replicado la estrategia.

Aunque esta liga se ha contagiado de uno de los males que ha atacado la FIFA, el grito en el despeje del guardameta. El “¡Eh, puto!” mutado en su versión femenina. Los clubes han perseguido a quienes lo han vociferado. En el partido entre las águilas y las tuzas el personal de seguridad retiró a un hombre que lo hizo, según constató el periodista Rub Sainz.

Ahora en el Pachuca-América el estadio Hidalgo tuvo una gran entrada, la mejor de lo que va el torneo con 24.024 aficionados. La directiva promocionó el juego en el que la entrada era libre. La cadena Fox Sports transmitió el juego más atractivo de lo que va del campeonato luego de ganar sus cuatro partidos y ser invictas.

Las futbolistas azulcremas son dirigidas por Leonardo Cuéllar, exseleccionador de México por 18 años. Sus últimos años fueron controvertidos al encararse con las mejores jugadores y enfocarse en el talento surgido en las universidades de Estados Unidos. Su contra parte fue Eva Espejo, una maestra de primaria que ha logrado conjuntar uno de las mejores plantillas de la categoría.

El juego se rompió en el primer minuto cuando Lucero Cuevas, goleadora de la liga, marcó tras un craso error defensivo en el que quedó en un enfrentamiento directo con la portera Miriam Aguirre. Las jugadoras del Pachuca no contaron con su motor ofensivo, Mónica Ocampo, y eso les perjudicó. El 1-1 llegó gracias a un remate en el área por parte de Yamilé Franco, una de los talentos que surgieron en la Homeless World Cup.

La semana pasada las chicas del América y del Morelia jugaron en el césped del estadio más importante de México. Algo similar a lo que sucedió la temporada pasada cuando el Atlético de Madrid jugó en el Vicente Calderón. En cuatro fechas han asistido 96.988 aficionados a cada uno de los encuentros. El argumento de que solo los familiares iba a los juegos ha quedado enterrada. Uno de los encuentros con mejores entradas fue el Tigres contra Guadalajara con 8.322 hinchas. Hasta esta noche. El estadio Hidalgo estuvo abarrotado con esos 24.024 asistentes en un recinto con una capacidad máxima de 27.512. Números que entusiasman para una categoría efervescente. El balón es de ellas.

Nota de origen