El fiscal Winckler y los colectivos

9 junio 2017 | 9:20 hrs | Gilberto Haaz Diez | Gilberto Haaz Diez

Y cuando se alejó de mi vista, le vi salir, jamás pensé que nunca regresaría. Es una ausencia que duele. Camelot

Veracruz vivió una página negra de su historia. Cientos y cientos de cadáveres han ido apareciendo en nuestro territorio, camposantos sagrados donde padres y madres buscan a sus hijos o a sus hijas, que un mal día salieron de sus casas y jamás se les volvió a ver. En cada lugar, en cada pedacito de Veracruz, chico o grande, uno conoce de joven o mujer o padre o madre, que no regresó jamás. Las madres se unieron, crearon los Colectivos de mucho respeto y se dedicaron, con palas y palos, rudimentariamente, a buscar entre la tierra fangosa algún indicio de sus hijos, para darles cristiana sepultura, para tener un sitio donde llevarle sus flores, donde rezarles, porque así, a la lejanía, sin saber si viven o murieron, es doloroso para cualquier familiar. Cuando los tambores de la muerte sonaron en Tierra Blanca, y el brazo de la ley atrapó a los autores materiales e intelectuales, y unos aún huyen, de la muerte dolorosísima de unos jóvenes que pasaron a ese pueblo a desayunar y no sospechaban nunca, que la muerte les acechaba. Jóvenes y vidas valiosas que se encontraron en el lugar y el momento equivocados. Sorprendió al mundo, porque se hizo noticia mundial, que la misma policía municipal y estatal eran cómplices de los malos. Le llamaron el Ayotzinapa de Veracruz. Muchachos sanos que solo iban de paso. Aquí en Ixtaczoquitlan, el Colectivo Solecito encontró una fosa clandestina, a unos 20 kilómetros, comienzan las angustias y penurias porque, se sospecha, que muchas de esas personas desaparecidas en esta región de las Altas Montañas, allí se encuentren las evidencias de sus muertes. Ayer mismo, en los WhatsApp, que todo lo pueden, comentaba con el Fiscal Jorge Winckler de esas cosas feas, me decía que entraba a una reunión con los Colectivos y con un funcionario de respeto, Roberto Campa Cifrián, subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, gente que mucho le ha dolido todos estos quebrantos. En Tierra Blanca le vi una vez, cuando los padres de los jóvenes les relataban las evidencias, casi salir con lágrimas de sus ojos, ante lo impactante de los casos. Le dije a Winckler que hubiera éxito, en esas investigaciones y hallazgos. El Fiscal es una gente que se preocupa de esas vicisitudes.  

 PEPE YUNES EN JF

 Mientras rolaba por la mala y cara autopista de Capufe, el senador Pepe Yunes Zorrilla, entró al aire en el prestigiado noticiero de radio de ese pueblo sin mar, con un calor del demonio, Tierra Blanca, Ana María Vela, nuestra Carmen Aristegui, le preguntó lo habido y por haber. El asunto del azúcar con los americanos de Trump, que quieren Tratados de Libre Comercio nuevos, inquietaba a esa zona que es cañera, donde hay tantos ingenios como calor. Pepe, senador de la República, y presidente de la poderosa Comisión de Hacienda en el Senado, amigo personal de José Antonio Meade (mid) y de Videgaray, las dos pinzas del presidente en asuntos económicos, aclaró cómo se quedaba en esa relación de exportar azúcar. Lo que no ha dicho Pepe abiertamente, es si le va a entrar a la contienda por la gubernatura de Veracruz, porque el otro senador, Héctor, que ya jugó y dicen algunos que, como decía Sansores: el que ya bailó que se siente, anda como pepita en comal y quiere venir por la revancha. Ha dicho que quiere ir por la segunda ronda, como la Noche de ronda de Agustín Lara, que las rondas no son buenas, que hacen daño, que dan pena. Los priístas aseguran que la baraja del PRI, ahora medio revitalizados con el triunfo del primo del presidente en el Edomex, se pone buena y que Veracruz pueden recuperarla, aunque los azules con su comandante en jefe, dicen que nones, que le entren. Un priísta cordobés, de esos que no les gusta perder, me dijo dos cosas, que el trabajo de Javier Duarte los empinó, y que, pese a todo, tenían buenos votos, casi 700 mil con solo 36 municipios, en alianza, como andan todos. Si hablamos de esos 700 mil contra el millón y pico de PAN-PRD, habría que apretar desde ahora, venir a hacer campaña subliminal, de esas donde no te puedan acusar de campañas anticipadas, porque en el altiplano no se ve cómo le puedan ganar a AMLO, el amoroso, aunque por allí alguien dijo que quizá vendría lo inexplicable, una alianza del PRI y PAN para llevar a Margarita Zavala a la presidencia de la República, lo que no se sabe es qué van a hacer con Felipe Calderón, porque los expresidentes son tan valiosos como los jarritos chinos, pero no encuentras lugar dónde ponerlos. Y en el DIF no se vería bien. Además, Aurelio Nuño Mayer (si es Mayer es bueno), se ha destapado como se estila en el PRI, y el presidente ya tiene varias barajas en ese tapete. Falta la definición de Veracruz. Si los dos senadores riñen, les espera una derrota contundente, si se alinean, tienen armas con que pelear y revivir una edición más de la Guerra de las Galaxias choleñas, otra vez un Yunes contra otro Yunes, Kramer vs Kramer. Veremos.

Visítenos: www.gilbertohaazdiez.com

*Esta es opinión personal del columnista