El duartismo de ChiquiYunes

27 noviembre 2017 | 13:51 hrs |

Por José Ortiz Medina 

Durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa era muy común que las notas o comentarios de columna sobre hechos violentos, fuesen minimizados. El “no pasa nada” era recurrente.

Pero ahora, con los panistas, esta actitud no ha cambiado. Con frecuencia el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares declara que “Veracruz está tranquilo”.

Y más recientemente, el hijo del Gobernador y fuerte aspirante a sucederlo, el alcalde boqueño, Miguel Ángel Yunes Márquez, sorprendió a propios y extraños con la siguiente afirmación, al abordar el tema de la inseguridad:
“No son estadísticas oficiales y las pueden revisar, son cuestiones de rumores que han venido haciendo, pero si se van a las estadísticas oficiales reales podrán ver que Veracruz no está ni por mucho en los niveles más altos de delincuencia del país, hay muchos municipios arriba de nosotros”. Esto lo dijo “ChiquiYunes” tras dictar la conferencia “Un gobierno exitoso”, en la Ciudad de Córdoba, este fin de semana.

Pero pareciera que Yunes Márquez viviera en otro planeta, pues la violencia en el estado de Veracruz, para nada son “rumores”.
Y es que tan sólo de enero a octubre de este año, suman mil 382 averiguaciones previas por homicidio doloso, 39 por ciento más que en el mismo periodo de 2016, cuando se registraron 993 carpetas de investigación por el mismo delito.
Apenas el pasado viernes, el alcalde de Ixhuatlán de Madero, Víctor Manuel Espinoza Tolentino, fue asesinado junto con cuatro personas más, entre ellas su esposa, en un camino de terracería ubicado a las afueras del municipio de Banderilla.
El lunes 20 de este mes fue ejecutado Santana Cruz Bahena, Alcalde electo del Municipio de Hidalgotitlán.

Y eso no es todo. El pasado sábado por la noche fueron arrojados 4 cuerpos desmembrados en Poza Rica.

Tan sólo este fin de semana, hubo poco más de 25 ejecutados en diversos municipios del norte, centro y sur de la entidad.

¿Y aún así el hijo del gobernador seguirá con su mentira de la que la violencia en Veracruz son “rumores”?, ¿y así quiere ser candidato a gobernador? ¿será que los veracruzanos toleren a este muchacho que gusta de la simulación y el engaño? Ya se verá.

Que a Hipólito no le alcanza

Todavía ni llega a despachar como alcalde de Xalapa y ya el “moreno” Hipólito Rodríguez Herrero está mandando señales que lejos de seguir su slogan “Para que Xalapa vuelva a florecer”, lo que le está aflorando es el amor por el billete.

Por una parte, llama a la ciudadanía a que no entregue a la actual administración municipal el pago anual anticipado de agua, porque él quiere recibir ese dinero. Luego, alza la voz para quejarse que no le alcanzarán los casi 100 millones de pesos que el actual Ayuntamiento aprobó y que le dejará para la operatividad de la Policía Municipal.

Algo no pinta bien en las posturas de quien asumirá el cargo en 34 días y su constante exigencia por acceder a más dinero supone desde hoy un perfil ambicioso por querer más de lo que tiene.

Y hasta suerte tiene porque ahora se le presenta la oportunidad de acceder a más recursos gracias a las gestiones del alcalde Américo Zúñiga Martínez quien además le heredará 8 millones de dólares gestionados para la construcción del biodigestor, además de los recursos recaudados por el pago anual anticipado del agua que serán entregados hasta con fe notarial; incluso, el actual munícipe xalapeño le abrió la puerta del Congreso del Estado para que sigan reclamándose los recursos del ejercicio 2016 que el Gobierno del Estado todavía adeuda a los 212 municipios, más los remanentes de la bursatilización del segundo semestre de este año y el ISR participable 2017. Es decir, que si tanta hambre de recursos tiene Hipólito, ya tiene los platos servidos. Veremos si es tan efectivo para gestionarlos, ojalá que sí y no vaya a quedar simplemente dando gritos en el desierto.

Urge nombrar ya titular en IVM

La responsable del Observatorio Universitario de Violencia contra las Mujeres, Estela Casados González, criticó que el Instituto Veracruzano de la Mujer (IVM), no cuente con una directora con ciertas características y perfiles que están contemplados en la ley, desde hace ya un año, sino que tiene una figura emergente para sufragar una serie de situaciones que tenían que ser atendidas por una persona.

“El instituto tiene una situación irregular en tanto que ha pasado un año en que no hay directora, hay una encargada de despacho que no es una figura, que no está contemplada en la ley, que crea el instituto y entendemos que fue una figura emergente que el gobierno implementó para poder sufragar una serie de situaciones que tenían que ser atendidas por una persona, el punto es que ya ha pasado un año y no se le ha dado agilidad al proceso de selección de la directora tal y como lo mandata la ley”.

Por ello urgió al gobierno del estado a cumplir con la ley y designar a alguien para que pueda haber una coordinación ejecutiva puntual y que se resuelvan los pendientes en torno a la declaratoria de alerta de violencia de género.

“Si nos vamos a la ley 613 que es la que remite aspectos fundamentales de que características muy especializadas debe tener, encontraremos que la situación no va en ese sentido ahora y que habría que implementar no tan solo que salga pronto una convocatoria sino que se cumpla y respete la ley, y que se ponga a funcionar el instituto en el sentido de que pueda haber un vínculo, una coordinación ejecutiva puntual para resolver todos los pendientes a la declaratoria”.

En este sentido, acusó que las organizaciones que venían trabajando con él IVM y con el gobierno estatal, fueron “relegadas y desdeñadas” en sus aportaciones, lo cual envía un mensaje desfavorecedor en la vinculación con la sociedad civil.

“Lo cierto es que había una serie de organizaciones que venían trabajando con el instituto y el gobierno estatal y que poco a poco fueron relegadas, desdeñadas en sus aportaciones, eso ha sido de inicio un mensaje bastante desfavorecedor para la vinculación con la sociedad civil”.

Anilú y Juan Carlos Molina, la fórmula para el Senado

El pasado sábado la capital del estado fue sede de la Asamblea Extraordinaria priista, en donde se dieron claras señales de quiénes encabezarán las próximas candidaturas; y es que al lugar arribó el senador Pepe Yunes, acompañado del líder de la CNC, Juan Carlos Molina; de la Secretaria General de la CNOP, Erika Ayala; además de la Delegada de Sedesol, Anilú Ingram Vallines; además de diversos militantes priistas de todo el estado.

Entre porras y batucadas los militantes priistas aprobaron la forma de elegir a los candidatos para las próximas elecciones locales del 2018.

Una de las más aplaudidas y respaldadas fue quien se dice será la candidata al Senado, la titular de Sedesol, Anilú Ingram.

NR. Esta es opinión personal del columnista.