El dilema de Mid: gel o no gel

12 enero 2018 | 9:45 hrs | Javier Roldán Dávila | Javier Roldán

Sin haberlo leído, su decisión podría convertirse en tragedia shakesperiana

La estrategia del peñato de postular a un candidato ‘ajeno’ al PRI, está resultando fallida, o sea, salió más caro el remedio que la enfermedad.

Resulta evidente que José Antonio Meade no se siente a gusto con los tricolores, el hecho de nombrar a Javier Lozano como subcoordinador de su campaña a menos de 24 horas de que renunciará al PAN, lo confirma. No confía en los operadores del ex partidazo y no tiene empacho en demostrarlo.

El problema para el candidato, es que su discurso no motiva a nadie, su hipotético desempeño como eficiente funcionario, no se trasladó a su nuevo papel. No es lo mismo hablar con sus pares neoliberales de Nueva York, que con el ciudadano mexicano.

No obstante su compromiso con Enrique Peña, ante el notorio déficit de popularidad frente a sus adversarios, llegará el momento en que Pepe Toño tendrá que romper con su padrino y hacer ácidas críticas a las deficiencias y corrupción de su administración, la pregunta es ¿cuál será la reacción del mexiquense y otros grupos de poder al interior del PRI?

Mid tiene una disyuntiva de no fácil resolución: o ataca a sus aliados o se queda en la orilla de la competencia, el tiempo se agota.

Por cierto, que la cúpula del Revolucionario Institucional no tenga duda: en el remoto caso de que súper Mid gane, acabará de sepultarlos.

*Esta es opinión personal del columnista