El día del eclipse

21 agosto 2017 | 8:38 hrs | Gilberto Haaz Diez

*Y es que la naturaleza no hace nada en vano, y entre los animales, el hombre es el único que posee la palabra. Aristóteles. Camelot.

Los antiguos aztecas y los mayas, sabios en estas cosas, pensaban que con la llegada de los eclipses, o cuando la luna se vuelve re grandota como una pelotota y alumbra el callejón, según cantaba Pedrito Infante, las buenas nuevas llegaban, las cosechas, que no de mujeres, nunca se acababan, los dioses le sonreían a la agricultura y en lugares donde no llovía, pues llovía, como aquel que cortó una flor y llovía, llovía.  La palabra eclipse proviene de una antigua expresión griega que significa “abandono”; literalmente el eclipse era visto como el Sol abandonando la Tierra. El eclipse de Sol, en tanto indica una desaparición momentánea de la luz, casi siempre ha sido considerado como un evento dramático, de mal augurio, anunciador de sucesos funestos que dan a entender el final de un ciclo y el comienzo de otro. Así ha sido en muchas culturas. Los eclipses son también el primer fenómeno celeste cuyo mecanismo ha comprendido el hombre. El perfil circular del borde de la sombra de la Tierra sobre la Luna enseño, desde el siglo V a.C., que la Tierra es redonda; las medidas del tamaño y la distancia de la Luna fueron también el fruto de la observación de los eclipses. En México, donde el Eclipse se verá según hora y tiempo en cada uno de sus lugares, las cábalas no auguran nada nuevo. Por ejemplo, al ex director de Pemex, el tal Lozoya, le cayeron los sheriffes al estilo americano, y no solo se defiende, su abogado, el otro tal Coello Trejo, regaña a quien o quienes le cuestionan sus andanzas millonarias. Nada pasará, lo tiene protegido el manto de la impunidad. Se deben cumplir, para cuando los lectores lean estas líneas, cuatro días que Javier Duarte de Ochoa, el preso mas famoso de esta nación, se puso en huelga de hambre, y las hipótesis comenzaron, porque todo mundo se sorprendió de que saliera en defensa de los indefendibles Gina, Bermúdez, Audirac, no se sabe si en la lista de queja contra el dictador Yunes, el exgobernador de Veracruz incluyó al Flavi (Flavino Ríos Alvarado), a quien una foto en las redes sociales ubicó en la jalapeña tienda Cotsco, haciendo el mandado como cualquier terrestre, y no en su casa que tenía como cárcel. Los memes se situaron a la orden del día, Duarte enflaquecido, Duarte con el presidente de la República, en aquella foto señera, cuando ambos dos (Fox dixit) sonreían a placer y se daban un abrazo de amigos; cuando Peña le cantaba como al Papa: ‘tú eres mi hermano del alma, realmente mi amigo’. A la señora Karime también le llegó su fiesta, memes por aquí, memes por allá, en fin veremos que nos trae el Eclipse. Una fuerte hipótesis de su huelga de hambre es, al parecer, la queja para que dejen de atosigar y perseguir a su esposa, que vive en la tranquilidad europea al lado de sus hijos, eso se dice.

EN MAC ALLEN

Vine pisa y corre tres noches a Mac Allen, tierra texana, frontera con Reynosa, Tamaulipas, donde se toma un vuelo en la línea Viva Aerobús, y se llega en una hora y piquito, y luego, casi pecho a tierra, porque un día antes sonaron los cañonazos, como suenan muy comúnmente en esta ciudad, que antes fue apacible y hoy es sitio de guerra, cruzar la frontera por la aduana Kika de la Garza, nombre  dado a un congresista texano, que por aquí quisieron mucho. No hay colas, la frontera se pasa tranquilo (A mí me gusta mucho estar en la frontera, cantó Juan Gabriel con el Julión, al que también se le apareció su Eclipse). Es temporada de entrada a clases y todos regresaron, el mismo lunes millones de niños retornan a sus escuelas. Mucho calor, 42 con el factor térmico, que le llaman los que saben de estas cosas. Ofertas por todos lados, los Mall con algo de tranquilidad, esta frontera aún sigue golpeada desde que el presidente Trump implementó esquemas anti inmigrantes y los y las mexicanas (me afoxé) que buscan el sueño americano, ya vienen menos, la cárcel cuando son detenidos apanican a cualquiera. Historia que cuento luego, regreso ya, vuelo por la mañana el mismo lunes a mi aldea, cuando el Eclipse andará sobre nuestras cabezas y arriba del Boeing de Viva Autobús, espero llegar con bien y que el Santísimo Sacramento del Altar, bendiga el camino por donde vamos a pasar, como reza mi esposa Matilde.

Visítenos: www.gilbertohaazdiez.com

*Esta es opinión personal del columnista