El destino de los Porras

26 septiembre 2018 | 11:16 hrs | | Gilberto Haaz Diez

Por Gilberto Haaz Diez

 

*“Si das la luz para encender la vida de tu hermano, en ti brillará más esplendorosa”.
Camelot

El mismo día que se supo de su terrible desalojo, a mi hija Ximena le llamó el director del DIF, Carlos Castillo. Pedía llevarlos a ese sitio de asistencia, y eso se comprometieron hoy mismo. Los hermanos Porras se entrevistaron y pasaron las pruebas con la trabajadora social, licenciada Aurora Martínez, quien dijo los conocía pues hace más de 20 años ella allí labora y alguna vez les ayudó obsequiándole una estufa. Son buenos hombres. Pues para no hacer la historia muy larga, se entrevistaron con la presidenta del DIF de Orizaba, ingeniero Mariana Díaz Abascal de Rojí, esposa del alcalde. Le encontró la solución a su problema y van a ir a vivir a un asilo, donde tendrán todo: techo, alimentación y servicios médicos, y sobre todo cariño con compañeros de su misma edad. Así se gobierna, tendiendo la mano a quienes menos tienen, y buscándoles un horizonte de vida. Gracias, Mariana. Y gracias a toda la gente del DIF y a ustedes, que siguen apoyando a los hermanos Porras. Dios no les deja caer. Ni la gente generosa y las manos tendidas para levantarlos.

DE LOS NIÑOS DE LA CONCORDIA
En Orizaba existe un lugar llamado Casa Hogar. Allí se atiende a 16 niños, que sus padres, por sus necesidades precarias económicas no pueden mantener ni darles estudios. Conviven y los cuidan los señores, Cristian y doña Mary, un matrimonio que los ven como si fueran sus hijos, hay también allí una cocinera, que les hace la comida y cena y desayuno. Son bien estudiosos, algunos de ellos están entre los primeros lugares y cuando les dan esos títulos, se les da un premio de consolación económico, sus 100 pesos para que los disfruten. Veo desde hace años por ellos y tengo amigos que aportan: Pepe, Hugo, Rafa Gil de Veracruz, de la Fundación ‘Cada niño una sonrisa”. El buen Rafa les ha obsequiado horno y estufa y lo que se ha podido. El empresario orizabeño, Vicente Pérez Avellá, desde hace unos años da una aportación económica mensual, que mucho les ayuda a solventar los gastos. Espero que mi coco no deje fuera a todos aquellos y aquellas quienes en una u otra forma les ayudan, les dan la mano. Chela Ferrer les arregló sus baños. Tiendas como Walmart les mandaron a pintar con sus jóvenes voluntarios el sitio donde viven, en fin, bastante gente les tiende la mano y ahora ayer al mediodía, cinco niños de casa hogar la Concordia: Gil Jesús, Daniel, Francisco, Julio César y Gabriel, estrenaron lentes para ver mucho mejor y verse bien guapos. Lentes de su aumento visual. Gracias a la Federación Veracruzana de América del Norte. Gracias Gerardo Gallardo. Serán lentes muy útiles para sus estudios y del diario. Gerardo vive en Los Ángeles, California, y se enteraron por mi página de Facebook de todas esas ayudas, y ha andado por esta Orizaba y alguna vez les llevó un cine al aire libre y sus camisetas del Barcelona, creo, o del Real Madrid. Todos suman algo al mantenimiento y sostenimiento de esa casa, que ha llevado como presidenta doña Ana Elena Cubillas.

TODO UN FRACASO
El que creó al hermano incómodo y a su antecesor, como el villano favorito de los mexicanos, Ernesto Zedillo and Procter anda Gamble, ese presidente que repudiaba al PRI, llegó a México a dictar una conferencia, en foros mundiales es gente respetada. Dijo que la política de las drogas, incluido su sexenio, ha sido una política de fracasos gubernamentales. Hemos llenado las calles de muertos y las morgues, como un México surrealista, están llenas de cadáveres que no encuentran descanso, no encuentran la tierra porque divagan y vagan como cadáveres desconocidos (los 300 en Jalisco). Es cierto, la política anti drogas no tiene solución. Zedillo dijo que el resultado del combate a los estupefacientes, son pobres y perversos y violatorios de la Constitución, y enmarcó la numeralia que todos conocemos, de 2006 a 2017 hay 251 mil 663 homicidios en el país. Como AMLO, quiere la liberación de gente detenida por estupefacientes, que no hayan cometido crímenes, y quizá hacer lo que en Chicago, en los años de la Mafia, liberar las drogas y que paguen impuestos y que la consuma quién quiera. No hay remedio a este flagelo que nos llegó a este país, lleno de cadáveres deambulando. La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2018. Un total de 25.4 millones personas mayores de 18 años fueron víctimas de un delito en 2017, mientras que en 2016 se contabilizaron 24.2 millones. No paramos. Pobres de nosotros. Pobre de nuestro México lindo y qué herido.

www.gilbertohaazdiez.com

Esta es opinión personal del columnista.