‘Desorden de Videojuegos’ ya es una enfermedad reconocida

Esta fue una decisión que los 194 miembros de su consejo aceptó de manera unánime durante la edición 72 de su Asamblea Mundial de la Salud

Foto: Web
27 mayo 2019 | 11:14 hrs | Sopitas | Redacción

Es oficial, damas y caballeros: la Organización Mundial de la Salud ha optado por agregar el “desorden de videojuegos” a su lista de enfermedades reconocidas. Esta fue una decisión que los 194 miembros de su consejo aceptó de manera unánime durante la edición 72 de su Asamblea Mundial de la Salud, así que ahora el acto de darle a la consola de cierta forma compulsiva es un problema.

La OMS acordó adoptar la undécima revisión de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados, que también se conoce como CEI-11. Esta nueva revisión incluyó a este trastorno del juego como una enfermedad, que por supuesto, tiene ciertas medidas para ser reconocida.

Foto: Web

Según esta clasficación, la definición y caracterización del trastorno del juego sigue algunos parámetros, que inicialmente se presentan como “un patrón de comportamiento de juego persistente o recurrente (juego digital o juego de video )”, que puede ser en línea (es decir, a través de Internet) u offline, manifestado por distintos problemas en el comportamiento.

Si quieren saber si padecen este desorden, deben checar si tienen alguno de estos problemas con su rutina de videojuegos:

Completa falta de control al jugar, ya sea por intensidad, frecuencia, obsesión, duración e incluso cuando la actitud que tienen cuando dejan de hacerlo.

Incremento de la prioridad que dan a los videojuegos (sobre todo si no viven de ello) al grado que, de cierta forma, opaca otras responsabilidades o actividades en su vida. Si de plano no salen a chambear o dejaron la escuela para jugar, entonces existe un problema.

Si dan continuidad a este comportamiento, aún cuando hacerlo tenga consecuencias negativas como problemas en su trabajo, con su familia, en su círculo social e incluso en el aspecto personal, existe una posibilidad de que tengan el desorden.

Foto: Web

Dicho esto, queremos entender que el objetivo de la OMS no es criticar o incluso condenar la pasión y cariño que tienen las personas por los videojuegos, sino reconocer que existen algunos individuos que han llevado las cosas hacia un terreno más peligroso. La adicción por los juegos ha sido considerada como un problema durante los últimos años, sin mencionar que muchos expertos en la salud, investigadores, políticos e incluso gamers han debatido acerca de lo feas que pueden ser las consecuencias si no se toma acción.

“Descubrimos que los juegos preceden a la depresión si representan suficientes áreas de su vida en las que se considera un trastorno”, dijo el Dr. Douglas Gentile, un psicólogo y jefe del Laboratorio de Investigaciones en la Universidad Estatal de Iowa.

Finalmente, esta clasificación y reconocimiento del trastorno del juego por parte de la Organización Mundial de la Salud es un gran paso adelante en el debate sobre la adicción a los videojuegos. Recientemente, los miembros del Congreso de los Estados Unidos decidieron crear una legislación para prohibir las cajas de botín (o loot boxes) como medidas para combatir este problema, aunque todavía falta implementar otras soluciones.

Con información de Sopitas